Denuncia Anguiano a López Zavala y Hernández Corona


Por lesiones, amenazas y privación ilegal de la libertad


Selene Ríos Andraca

 

Una denuncia en contra de Javier López Zavala y Joe Hernández Corona, secretario y subsecretario de Gobernación, fue presentada ante la PGJ por el diputado panista Óscar Anguiano, por los presuntos delitos de agresión, amenazas y privación ilegal de la libertad en contra de habitantes de Coyomeapan.
Después de la trifulca armada en Casa Aguayo —la cual dejó un saldo de 50 detenidos, 8 desaparecidos, un niño, un alcalde y un diputado golpeados— Óscar Anguiano y el presidente municipal de Coyomeapan, Gabriel Pérez Hernández, acudieron a la Procuraduría General de Justicia a relatar cómo granaderos de la Policía Estatal y Municipal, así como agentes de la Policía Judicial golpearon, amenazaron y retuvieron a habitantes del municipio por exigir mejoras en el transporte de su comunidad.
Minutos antes de presentar la denuncia, Óscar Anguiano recibió una llamada a su celular del secretario de Gobernación quién le dijo: “Qué onda con esa denuncia”, en respuesta, el legislador comentó: “hablamos más tarde que están tomando mi declaración en la Procu. Hasta luego”.
Óscar Anguiano fue agredido por granaderos cuando intentó evitar que éstos ingresaran a Gabriel Pérez a Casa Aguayo. Los policías jalonearon al alcalde de Coyomeapan y a la par tiraron al diputado, a ambos los surtieron a patadas y golpes. 
La denuncia en contra de López Zavala y Hernández Corona quedó registrada en el expediente 180/2007, por los delitos de amenazas, agresiones y privaciones de la libertad.
Entrevistado en los pasillos de la Procuraduría, Gabriel Pérez comentó que la administración marinista tiene detenidos a 50 oriundos de Coyomeapan, que están desaparecidos 8 y que cientos de manifestantes fueron agredidos brutalmente por los policías.
El diputado panista se encontraba en Casa Aguayo debido a que, en calidad de presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transporte del Congreso local, convino una reunión entre Hernández Corona y el alcalde del municipio ya mencionado para explicar las demandas de transporte público en aquella comunidad. El resultado de la reunión fue que “no se llegó a ningún acuerdo”.

RECUADRO
Se golpeó en nombre
de la ley: Villeda
Poco antes de las ocho de la noche, Blanca Laura Villeda Martínez, titular de la PGJ, aseguró que los manifestantes fueron agredidos porque cometieron un delito al cerrar las calles y afectar a terceros: “Sólo hicieron cumplir la ley”.
Villeda Martínez dijo que los policías están autorizados a utilizar la fuera y la violencia para hacer cumplir la ley: “Se hizo respetar el orden, porque la manifestación afectaba a terceros que se estaban trasladando a sus casas o trabajos”.
La procuradora, quien al principio de la entrevista dijo desconocer el tema y carecer de un informe al respecto, dijo que en las instalaciones de la PGJ se encontraban resguardados en calidad de presentados seis personas de Coyomeapan: Jaime Perea Carrasco, Roberto Altamirano Hernández, Magdalena Pérez, Jacobo Porras, Justino Romero  y Leocadio Vázquez.

Para la procuradora el hecho de que Óscar Anguiano haya presentado la denuncia contra sus jefes superiores era una situación política y no jurídica, pues sólo enrarecía el ambiente. 

—¿No le parece que fue una exageración de parte de los policías? —se le preguntó a Villeda.
—Eso que lo juzguen los ciudadanos. Los manifestantes comenzaron a lanzar piedras.
—Pero los policías golpearon con toletes
—Sí, pero empezaron los manifestantes con piedras. 

 

 


 
 
Todos los Columnistas