Envía cartas para que AnaTere sea candidata


Francisco Fraile escribe a Ana Tere, Micalco y Ehlinger


Olivia López Pescador

 

Francisco Fraile García, aspirante del PAN a la alcaldía de Puebla, envió ayer tres cartas: una a Ana Teresa Aranda para recomendarle que tramite su ciudadanía poblana, independiente de que fue testigo de lo ocurrido en 1989 y que ese acto debió satisfacer a las autoridades para aceptar su registro. Tanto al líder municipal Jorge Ehlinger y al dirigente estatal Rafael Micalco les envió una misiva donde les pide que por el bien del partido encuentren la forma para que Ana Teresa Aranda participe en la contienda interna.
Es preciso mencionar que Ana Teresa Aranda consideró como una “trampa legaloide” del dirigente municipal del PAN Jorge Ehlinger su postura de no dejarla participar en la contienda interna porque no tiene la Carta de Ciudadanía Poblana, cuando ella siempre ha partido en los procesos electorales sin el documento.
Ayer, el diputado federal y aspirante del PAN a la alcaldía, Francisco Fraile García, decidió interceder por la aspirante para que su partido encuentre la manera de que participe en el proceso interno. Dice que ama a su partido: “(Así que) decido hacerle una invitación a ambas partes para que lleguen a un feliz acuerdo sobre las diferencias que se han suscitado, porque Ana Teresa Aranda no cuenta con la ciudadanía poblana”. También le pide a ella que, a pesar de que fue testigo de los hechos de 1989, mejor solicite su ciudadanía poblana.
Fraile García recalcó que ahora se necesita en el partido la certeza moral de que las cosas están en orden, porque se han confundido un poco. Primero Ana Teresa debe cumplir con lo que marca la Constitución, y el partido tiene que abrir un espacio de reflexión en ese sentido.
En el cuerpo de la carta que le envió a su compañera de partido, le dice que es cierto que fue testigo del acto de 1989 donde no fue tratada como se debe. Pese a que ese hecho debió satisfacer a las autoridades para aceptar su registro, considera que no tiene ningún sentido que se empeñe en no dar un paso hacia adelante para solicitar la ciudadanía poblana ante el Congreso, lo cual no sólo reconstruiría la imagen de éste, sino que deberían aceptar el trabajo tan intenso que ha hecho esta panista por Puebla.
Le dice lo siguiente: “Sería bueno para ti, para el PAN, para los poblanos, principalmente para los poblanos, esta amable decisión tuya”.
En entrevista, Fraile García comentó que es prudente que Ana Teresa vuelva a solicitar la ciudadanía poblana ante el Congreso, ya que no cree que se la vuelvan a negar los diputados.
Fraile García que las cartas al dirigente municipal Jorge Ehlinger y al líder estatal Rafael Micalco son para abrir espacios de conciliación y acuerdo, sobre todo para encontrar un camino para solucionar el problema.
En las misivas se compromete en hablar con Ana Teresa para invitarla a que cumpla con lo que la Constitución del estado de Puebla marca, en el entendido de que el Congreso actuará de forma diferente y sensata esta vez.
Fraile García refiere lo siguiente: “Yo fui testigo del esfuerzo hecho por Ana Teresa por obtener la ciudadanía poblana y cumplir ese requisito. Yo era el presidente estatal del partido, sin embargo, hubo una imprudencia en ese momento por parte del Congreso del Estado y del Gobierno del Estado”.
Al preguntarle si confía en que con su intervención podría subsanarse el problema de su compañera de partido y darle legalidad al proceso interno, respondió que tiene la certeza en que sus dirigentes tengan la capacidad para hacerlo, igual que Ana Teresa. Pero no es por su intervención que se arregle el asunto, sino que es un granito de arena en la posibilidad de llegar a un acuerdo. Aclaró que no se trata de ver si apoya a alguien o no, sino que se tenga la apertura para llegar a un acuerdo.
“Yo no me quiero considerar el hombre que dicta… No, es un granito de arena para encontrar una solución”, concluyó Fraile García.

 


 
 
Todos los Columnistas