Asiste Bretón al OFS;evade hablar de bonos

 

Se negó a comentar sobre las justificaciones para la entrega de recursos extraordinarios


Selene Ríos Andraca

 

Visiblemente molesto, José Antonio Bretón Betanzos, director General del Instituto Electoral del Estado (IEE), se negó a explicar qué argumentos y justificaciones proporcionó al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) por la asignación de recursos extraordinarios a 12 funcionarios del órgano electoral —él, entre ellos—, que le costaron un millón 700 mil pesos al erario.
El viernes pasado, Bretón se presentó ante el Órgano de Fiscalización Superior para explicar y argumentar el acuerdo de la Junta Ejecutiva signado el pasado 16 de octubre de 2006, cuando Alejandro Necoechea Gómez fungía como el consejero presidente del IEE.
Al preguntarle si el otorgamiento de bonos millonarios tenían respaldo legal, Bretón Betanzos se negó a responder, pese a que él, junto a Necoechea y Julián Corona, recibieron más de 200 mil pesos como compensación en un año no electoral.
“La ley de transparencia nos impide hablar sobre eso. Aquí está el órgano para resolverlo ¿Qué te puedo decir?”, espetó.
El acuerdo de la Junta Ejecutiva establecía que 12 funcionarios —sin argumentar por qué— recibirían unos bonos millonarios. Entre los beneficiados se encontraban todos los miembros de la mencionada Junta, entre ellos: Necoechea, Bretón, Corona y otros directivos de departamento.
El pasado 5 de marzo, Intolerancia detonó el tema de la auto-designación de bonos y un mes después, el Orfis iniciaba una investigación para resolver si el acuerdo suscrito está conforme a derecho o no.
José Antonio Bretón, Jorge Sánchez Morales, consejero presidente actual, y Alejandro Necoechea Gómez han sido los únicos que han comparecido ante el Órgano, pese a que la investigación fue iniciada el pasado 11 de abril.
Pero Bretón se negó a explicar ante los medios de comunicación los argumentos dados ante las autoridades fiscalizadoras, bajo el argumento de que: “Así evitamos que exista confusión. Se da información parcial y se va creando una situación que al final va a tener que recaer en una resolución, pero que al final no fue congruente con todo lo que se está diciendo”.
—¿Violó alguna ley? —se le preguntó.
—No puedo hablar de eso, el órgano decidirá.

 


 
 
Todos los Columnistas