Crean juzgado a Ley del ISSSTE


Concentra Judicatura avalancha de amparos; busca evitar que haya criterios contradictorios


VStaff / Agencia Reforma

 

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) resolvió instalar un "juzgado auxiliar" que tendrá el único fin de concentrar y revisar miles de amparos promovidos por burócratas contra la nueva Ley del ISSSTE.
A propuesta del presidente del Consejo, Guillermo Ortiz Mayagoitia, el organismo acordó este miércoles que es conveniente concentrar todos los casos ante un solo juzgado, para evitar criterios contradictorios y no obstaculizar el trabajo normal de los demás jueces.
El juzgado auxiliar será provisional, empezará a funcionar el 7 de mayo en el Palacio de Justicia Federal de San Lázaro, y estará a cargo de José Manuel Villeda Ayala, actualmente juez sexto de distrito en materia administrativa del Distrito Federal.
Es la primera vez que el CJF crea un órgano de esta naturaleza para atender un solo tema.
Sólo esta semana, cerca de 100 mil amparos han ingresado a juzgados federales en varios estados. En el Palacio de Justicia de San Lázaro fue necesario asignar personal y computadoras adicionales para tramitar las demandas, que llegaron en tráileres.
Fuentes judiciales señalaron que la dificultad del caso es por la cantidad solicitudes del expediente, no tanto jurídica, pues todas las demandas son prácticamente iguales y por tanto todas podrán ser resueltas rápidamente cuando el juez auxiliar adopte un criterio.
En segunda instancia, la Suprema Corte de Justicia es la que podría revisar el tema, aunque le bastaría con resolver cinco amparos para fijar jurisprudencia, y los demás podrían ser desahogados por tribunales colegiados de circuito.
Los burócratas inconformes impugnaron toda la Ley del ISSSTE, aunque la parte que ha generado inquietud es el cambio del régimen de jubilaciones, que en adelante será manejado de manera similar al Sistema de Ahorro para el Retiro que tienen los demás trabajadores de todo el país.
Este cambio, sin embargo, es optativo para los burócratas que ya cotizaban en el ISSSTE antes del 31 de marzo pasado, y además tendrán hasta junio de 2008 para decidir si se quedan en el sistema anterior, o si emigran al nuevo régimen conocido como Pensionissste.
Los amparos no pueden invalidar la aplicación general de la ley, y en caso de ser otorgados, solo beneficiarán a las personas que los promovieron, para el efecto de mantenerse en el régimen anterior de pensiones.


 
 
Todos los Columnistas