...Y nadie es culpable


Todos los inculpados en el llamado videoescándalo se encuentran en libertad


Antonio Baranda y Luis Brito / / Agencia Reforma

 

Con la liberación ayer del empresario Carlos Ahumada Kurtz, y a 3 años de la exhibición del video donde el empresario entregó dinero a René Bejarano, ninguno de los implicados en los llamados "videoescándalos" resultó culpable para la justicia.
Ayer, Ahumada Kurtz fue absuelto por el juez 12 penal por el delito de fraude genérico en agravio de las delegaciones Gustavo A. Madero y Tláhuac.
En su sentencia absolutoria, el juez consideró que Ahumada demostró que el dinero del supuesto fraude no provenía del Gobierno del DF sino de la empresa Quart.
El empresario estaba preso en el Reclusorio Norte desde abril de 2004 y recluido en un área de acceso restringido y máxima seguridad del penal, tras ser deportado por Cuba.
Sus presuntos fraudes y videos involucraron en ese entonces al ex diputado local, René Bejarano, y a los ex jefes delegacionales en Tlalpan, Carlos Imaz; Gustavo A. Madero, Octavio Flores Millán, e Iztapalapa, Ramón Sosamontes.
En todos los casos los inculpados fueron declarados inocentes por juzgados locales o federales, a través de sentencias absolutorias, autos de libertad, amparos o apelaciones.
El escándalo obligó en ese momento a la salida de Rosario Robles de la dirigencia nacional del PRD, por sus vínculos con Ahumada.
Ayer, a a las 3:15 horas de la madrugada, el empresario dejó el Reclusorio Norte acompañado de su esposa, Cecilia Gurza, y de sus tres hijos María Cecilia, Carlos Emiliano y Ana Lucía. También lo acompañaban su equipo de abogados.
Pero sólo unos minutos duró el primer momento de libertad. Afuera de la aduana, en medio de empujones, fue detenido por agentes judiciales del DF, para trasladarlo al edificio central de la Procuraduría de Justicia capitalina.
En conferencia, el Procurador Rodolfo Félix explicó que tenía contra Ahumada una orden de presentación por una investigación por uso de documento público falso y además, adelantó que apelarán la resolución judicial que le otorgó la libertad al empresario de origen argentino.
Ocho horas después y luego de ser valorado médicamente y de reservarse su derecho a declarar ante el Ministerio Público, Ahumada abandonó la dependencia oficial para dirigirse a su domicilio.
Su abogado, Enrique Ostos, manifestó que su cliente enfrentará las acusaciones y no se evadirá.
El ex Procurador del DF, Bernardo Bátiz, encargado de integrar las acusaciones contra Ahumada, puso en duda la honestidad del juez 12 penal, Alberto Ruvalcaba Ramírez.
"Es una extraña libertad a media noche y después de un cambio de juez que deja mucho que pensar (...) estamos viviendo el día de hoy una fecha vergonzosa para la justicia", aseguró.
El juez Ruvalcaba Ramírez sustituyó el pasado 16 de febrero a Manuel Horacio Cavazos López.
Por la tarde, el Jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, afirmó que la liberación del empresario Carlos Ahumada se dio mediante una sentencia exprés que les fue reportada de último momento.
"Estoy revisando la sentencia, es una sentencia exprés, hubo un cambio de juez y una serie de cosas que llaman mucho la atención, por lo que no me atrevería a dar un comentario u opinión sin haber estudiado toda la sentencia", afirmó el funcionario.

Recuadro
Un rosario de trampas
Además de grabar las conversaciones y visitas a sus oficinas, los negocios de Ahumada están llenos de trampas.

- En el estadio de futbol de León, Ahumada mandó colocar cámaras y micrófonos para espiar a los equipos contrarios.
- En las finales de Primera A, envió a 8 guardias en un helicóptero para tomar por asalto las instalaciones del Club Irapuato y tratar de cambiar la sede del partido.
- Ahumada negoció con Televisa una deuda de Robles por 23 millones de pesos y recibió facturas para justificar un gasto de campaña presuntamente no ejecutado.
- Días previos a las elecciones de 2006 denunció nuevos videos donde supuestamente entregaba dinero a Horacio Duarte, representante del PRD ante el IFE.
- El día que prometió exhibir los videos, la camioneta donde viajaba su esposa y tres hijos recibió 10 impactos, lo que resultó en un auto-atentado.

 


 
 
Todos los Columnistas