publicidad  
 
Abrir el índice

 

 
       
   
   
   

Video-tributo a Agera en su segundo informe

 

Sin la presencia de grandes personalidades el rector celebr su rectorado

 

El maestro estuvo que no caba dentro del auditorio Julio Glockner. Orgullo, luciendo faja debajo del traje para contener el voluminoso abdomen que le ha crecido en los ltimos meses, dio cuenta de sus logros

 

Hctor Hugo Cruz Salazar

 

A la mitad del camino comprobamos que no nos equivocamos y elegimos el mejor… Seguiremos sin titubeos, fue el salivazo con el que terminó el video-tributo que le rindieron sus empleados a Agüera para su segundo informe de labores y hacerlo lucir como nunca.


El maestro estaba que “no cabía” dentro del auditorio Julio Glockner. Orgullos, luciendo faja debajo del traje para contener el voluminoso abdomen que le ha crecido en los últimos meses.


Aunque el auditorio Julio Glockner no se llenó, lo consoló la compañía de sus amigos panistas y por supuesto, la presencia siempre anhelada de su amigo el gobernador Mario Marín Torres.


Los invitados, durante más de 15 minutos, se soplaron el video-tributo con los “logros” de Enrique Agüera en dos pantallas gigantes.


En ellas se vio al rector con su inseparable chamarra de piel y camisa desabotonada, y en algunas otras tomas de traje, siempre muy cerca de los universitarios y muy pocas de las universitarias.


En las pantallas no pudo faltar el comercial de la tan cacareada visita de Al Gore a la máxima casa de estudios del estado, aunque no se dio cuenta —ni lo hará— de que el  ex vicepresidente de Estados Unidos cobrará una buena feria por venir a dar una conferencia de una hora sobre el cambio climático y sus efectos.


También se presumieron los miles de metros cuadrados que ha crecido la infraestructura de la universidad, los miles de pesos que se han gastado en equipamiento y tecnología para los universitarios.


Se hicieron otros anuncios como la desaparición de la Vicerrectoría de Planeación y de la Promotora Universitaria.
Además se dieron cuenta de los miles de eventos que ha encabezado el señor rector promocionando su imagen por los campus de la universidad a lo largo de su segundo año de gestión.


Vaya, hasta se les ocurrió decir que Agüera Ibáñez ya había logrado un liderazgo dentro de la ANUIES, aunque eso nadie lo creyó, sobretodo después de que sólo fueron al informe dos de los más de 15 rectores invitados. De ahí en fuera puro representante de medio pelo.


Por supuesto que al informe no faltaron los directores y conductores de diversos medios de comunicación adictos a Agüera.
El video fue lo mejor del informe.


De ahí en adelante todo fue hablar de la excelencia académica de la universidad, que se ha hecho mucho con poco y las clásicas promesas de que todo va a ser mejor de aquí en adelante y que la UAP será en poco tiempo una de las mejores universidades del país.


Al evento acudieron sólo autoridades locales, el representante de Josefina Vázquez Mota, dos rectores de las universidades de Hidalgo, la mayoría de los secretarios marinistas, el alcalde Enrique Doger, los ex rectores Malpica y Doger Corte, entre otros, además del empresario Olegario Vázquez Raña.


Las personalidades nacionales brillaron por su ausencia.


De candidatos estuvieron Toño Sánchez, quien volvió a ponerse de tapete con Agüera, Blanca Alcalá, Samuel Malpica, Gabriel Hinojosa y Fede Chilián. De dirigentes de partido sólo estuvo Valentín Meneses, ningún líder de organismo empresarial, por lo que esta vez no se puede presumir de la pluralidad del rector. Se ve que sólo fueron sus amigos y cómplices.


Estuvieron casi todos los directores de los medios poblanos y los conductores de noticias.
Algunos, incluso hicieron sus transmisiones desde ese lugar.


Pero eso sí, todos, absolutamente todos, pasaron su lista de presente, por aquello de que se le puede ocurrir alguno bueno al rector para agradecerles su “noble” gesto y su apoyo.

 


Lo mejor del informe del “maistro” fue sin duda el aparatotote de seguridad que se implementó desde la misma entrada.
No menos de 20 guarros cuidaron que nadie entrara sin gafete o acreditación.


A la prensa la mandaron por la puerta trasera —lateral, en específico—.


Pero eso sí, no dejaron pasar a nadie, ni siquiera a los invitados antes de las 12:30 horas.
Los encargados de los accesos decían que eran las órdenes que tenían y que en las respectivas invitaciones decía que el informe empezaba a las 12:30, como si su jefe, el rector, fuera tan puntual.


El evento empezó hasta pasadas las 13.00 horas cuando llegó el gobernador.


Adentro del Glockner, en el lobby y el segundo nivel, había un mar de guaruras trajeados con radiocomunicadores que veían a todos con cara de policías chinos y que no se quitaban de la boca sus aparatitos para decir no sé qué cosas.
El Milaneso, también conocido como el calcetinero, fue quien supervisó el megaoperativo de seguridad, digno de una visita de algún presidente de la República.

 


El berrinche del día lo hizo Toño Sánchez, quien cada vez que fue entrevistado no se cansó de deslindarse de los spots preciosos que lanzó la dirigencia de Acción Nacional.


Hasta el cansancio dijo que los respetaba, pero que él haría sólo campaña de propuestas.


Enrojecido, una y otra vez Toño repetía las mismas frases, pues los reporteros no se cansaron de preguntarle cada tres pasos sobre el mismo tema.

 


El detalle que no pasó desapercibido para muchos, aunque pocos darán cuenta de ello, es que ahora don Enrique Agüera no agradeció —como acostumbra en todos lados en los que está con su amigo— el apoyo del gobernador y de su gobierno para su universidad.


No obstante, Marín Torres sí le envió una flor a Agüera cuando lo presentó como un “digno rector” a la hora de empezar su discurso.

 


“A la mitad del camino comprobamos que no nos equivocamos y elegimos el mejor… Seguiremos sin titubeos” fue el salivazo con el que terminó el video-tributo que le rindieron sus empleados a Agüera para su segundo informe de labores y hacerlo lucir como nunca.


En las pantallas no pudo faltar el comercial de la tan cacareada visita de Al Gore a la máxima casa de estudios del estado, aunque no se dio cuenta —ni lo hará— de que el  ex vicepresidente de Estados Unidos cobrará una buena feria por venir a dar una conferencia de una hora sobre el cambio climático y sus efectos.


Adentro del Glockner, en el lobby y el segundo nivel, había un mar de guaruras trajeados con radiocomunicadores que veían a todos con cara de policías chinos y que no se quitaban de la boca sus aparatitos para decir no sé qué cosas. El Milaneso, también conocido como el calcetinero, fue quien supervisó el megaoperativo de seguridad

 

 

 

Versión Online

Columnistas

 
Haga cic aquí para ampliar la imagen

   

 
RSS Feeds
En tu Movil
Video
En tu E-Mail
 
   
Estadisticas

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx
Avenida 16 de Septiembre 4111, Col. Huexotitla, CP. 72240, Puebla, Pue. - México
Tels.(+222)576-0975 / 576-0977
Abrir el ndice