Luis Mora Velasco


En esto creo


Presidente del centro empresarial Coparmex


Elisa Vega Jiménez

 

 

No descarto un puesto de elección popular en lo futuro. Pero lo tendría que razonar, siempre y cuando no lesionara los intereses de Coparmex. Depende en función de la plataforma política del partido por el cual yo quisiera aventarme. Ahora no está dentro de mis metas.

 

 

Creo que es lamentable en esta sociedad que si no estás con el gobernante, estás contra él. Yo creo que es un problema grave que nos está sucediendo en Puebla.

 

 

Coparmex es un contrapeso real del poder político. Somos una institución crítica, pero propositiva. Creo que tenemos una serie de comisiones, y de trabajo previo, con los cuales podemos opinar con responsabilidad, con consciencia de lo que decimos.

 

 

En algún momento he votado por el PAN —en muchas ocasiones, no todas—, pero no me considero una persona que pueda marcarse con el sello del PAN. Yo me marco con el sello de cómo van actuando los partidos. Todo depende del candidato y de las circunstancias.

 

 

En una sociedad que tiene unos gobernantes que no están acostumbrados a que les digan las cosas, la franqueza es algo que nos mete mucho en problemas.

 

 

El gobierno estatal no me ha elegido como su amigo, aunque ha adoptado una posición muy institucional hacia Coparmex. Siguen respetándonos y tomándonos en cuenta. La amistad es una elección personal.

 

 

Me pesó no haber participad en la campaña de 1988. Estaba de viaje; tenía 25 años y muchos de mis amigos participaron con Maquío Clouthier. Era un gran ejemplo: un político que salió de la clase empresarial en momentos en los que México estaba con el yugo de un gobierno súper autoritario.

 

 

Mi relación con el gobierno es de mucho respeto, mucha sinceridad y un poco de distanciamiento. No llevamos una relación fraterna pero sí de respeto, sincera, y preferimos una relación así. Creo que cuando tú estás en un puesto de éstos tienes que cuidar las distancias un poquito.

 

 

Es mejor la sana distancia, para poder decir las cosas, con el estilo de gobierno que existe en estos momentos en muchos estados del país.

 

 

Mucha gente ve a Puebla como una gran ciudad, pero no la hemos potenciado: casi todos los estados buscan tener una armadora de coches, ser un polo turístico, ser Patrimonio de la Humanidad, tener una población estudiantil grande, y lo tenemos… Industrialmente hablando también tenemos potenciales importantes como la agroalimentaria y la textil.

 

 

Soy más congruente como líder que en mi vida personal, de eso estoy seguro, porque me cayó el veinte de la responsabilidad de dirigir a un grupo de empresarios.

 

 

La corrupción es una debilidad del ser humano, no de partidos ni de gobernantes. Bien dice por ahí un pasaje bíblico: Cuando el arca está abierta hasta el justo peca.

 

 

Cualquier líder se tiene que sacudir los intereses personales para poder realizar una función correcta, aunque siempre quedas mal con alguien. Se presenta muchas veces la disyuntiva entre tus intereses y los intereses generales y es difícil decidir… Por eso preferimos ser congruentes con nuestros valores.

 

 

Cuando eres un dirigente de un centro empresarial que tiene la cantidad de agremiados que tenemos (alrededor de mil), debes evitar caer en tentaciones, en situaciones no gratas, lo más posible…

 

 

La transparencia es un elemento fundamental para el desarrollo de Puebla, podríamos estar pisando el primer mundo, pero no lo hacemos. Es el primer eslabón para evitar la corrupción.

 

 

Para una empresa es importante cuidar su funcionamiento interno, pero para que una empresa funcione bien, tienen que estar bien las condiciones del entorno. La Coparmex se ha caracterizado, durante muchos años, por hablar de política ciudadana y proponer los correctivos necesarios.

 

 

Luis García Teruel me invitó a participar en el consejo de jóvenes empresarios (1992); desde esa presidencia pertenezco a la Coparmex. Entré a la comisión ejecutiva como tesorero con Carlos Solana, y los siguientes tesoreros me fueron ratificando: Pablo Rodríguez Posada, Herberto Rodríguez Regordosa y Rogelio Sierra Michelena.

 

 

Nuestras ideas ayudan, al mismo tiempo, a los empresarios y a los ciudadanos. Por eso nos opusimos a los parquímetros. Porque Puebla iba a verse afectado en sus planes viales de desarrollo; era una concesión que no estaba clara, lesionaba el poder adquisitivo de los trabajadores y con ello se elevaría el nivel de inflación de Puebla.

 

 

La presidencia de Coparmex me absorbe mucho tiempo, así que trato de estar lo más posible con mi familia, yendo al cine, cenando, platicando y leo mucho, cosas políticas, me gusta mucho.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas