Helicopterazo fue por error humano


Asegura el director de Aeronáutica Civil


Gilberto López Meyer destacó que hasta el momento no ha terminado el peritaje, sin embargo, cuentan con la información suficiente para descartar negligencia por parte del Gobierno del estado en el mantenimiento del Bell 412


Efraín Núñez Calderón

 

 

Un error humano combinado con las condiciones meteorológicas fueron las causas del helicopterazo en la Sierra Norte de Puebla, en el que fallecieron, entre otras personas, Patricia Rossano de Montero, esposa de Mario Montero Serrano secretario de Gobernación, aseguró Gilberto López Meyer, director general de Aeronáutica Civil.


De visita por la entidad para el inicio de los trabajos de ampliación en el aeropuerto de Huejotzingo, el funcionario federal destacó que hasta el momento no ha terminado el peritaje, sin embargo, dijo que cuenta con la información suficiente para descartar negligencia por parte del gobierno del estado en el mantenimiento del Bell 412, matrícula JCD o inexperiencia de los pilotos Enrique Valdés Sánchez y Edgar Morales Méndez:


“La razón fue el factor humano. El resultado de las investigaciones hasta este momento porque es un proceso largo que implica análisis de los motores, de la estructura del avión. Una decisión quizá inadecuada y combinada con las condiciones meteorológicas en ese momento.”


—Hubo denuncias de negligencia en el mantenimiento de la aeronave.


—No de ninguna manera, lo que sí encontramos es un problema de decisión, el factor humano en condiciones muy difíciles. Las condiciones eran muy desfavorables en contra de la actuación del piloto y se combinan los factores. Los accidentes de aviación siempre son una combinación de muchos factores. En este caso, desafortunadamente, esto es lo que arroja la investigación hasta este momento—dijo.


López Meyer rechazó también que se hayan encontrado en los restos piezas no originales o pertenecientes a otras aeronaves que no fueran compatibles con el helicóptero, y dijo desconocer cuándo culminará el peritaje:


“No se encontraron ningún tipo de piezas que pudieran ser no originales o certificadas, ni omisiones en el mantenimiento de la aeronave. Este es un proceso que está en curso pero hasta este momento no hay indicio de ello (…) Era un piloto experimentado, una de las primeras cosas que se ven es la capacitación, experiencia del piloto, no era en este caso un factor relevante.”


Asimismo, dijo respetar la decisión del Gobierno del estado, instancia que calificó la información del accidente como reservada porque “pone en riesgo” la seguridad del estado, según la contestación que recibió el periódico digital e-Consulta ante una solicitud de datos a través de transparencia.


Por último, aseguró que la aviación mexicana es segura ya que en los últimos 20 años se han transportado más de 200 millones de pasajeros y sólo se han registrado 40 decesos: “La aviación general en todo el mundo tiene un índice de seguridad menor por la propia naturaleza de donde operan, por ejemplo, este helicóptero en la sierra, en condiciones meteorológicas muy complicadas. La aviación mexicana tenemos alrededor de 40 accidentes al año de aviones fumigadores, de operación en la sierra, en pistas cortas, es un tipo de aviación diferente, sometido a estándares diferentes.”


Tras el helicopterazo de enero pasado, Cambio publicó el cúmulo de anomalías que se suscitan en el hangar del gobierno marinista, en donde se contrata a pilotos con poca experiencia para pagarles un sueldo menor al de uno con una gran cantidad de horas vuelo.


La denuncia hecha por el expiloto del Gobierno estatal, Mario Aparicio, abrió una cloaca de corrupción, mismo que no se ha resuelto. Desde 2006, este diario publicó su testimonio en el que revelaba el deficiente mantenimiento que se le da a los helicópteros de la administración estatal en el hangar a cargo de “El Niño”, Javier Ochoa.


La versión del experimentado piloto fue corroborada por empleados del hangar quienes bajo el anonimato advirtieron que estas negligencias podrían quedar impunes debido a que las bitácoras de vuelo de los helicópteros del Gobierno marinistas han venido siendo alteradas por órdenes de Javier Ochoa, director de Servicios Aéreos, quien obliga a los pilotos a no asentar las anomalías que registran las aeronaves en vuelo.

 


Protestan
contra Marín


Tras el inicio de los trabajos de remodelación en Aeropuerto Internacional de Huejotzingo, los taxistas que brindan servicio en la central aérea mostraron su descontento por la presencia de las líneas de autobuses Estrella Roja y ADO.


A decir de los inconformes, estas empresas les quitan el trabajo de trasladar a quienes viajan a través de las aerolíneas que se establecieron en el aeropuerto.


Denunciaron que en ocasiones tienen sólo un servicio por día y a veces ni uno por la presencia de éstas líneas de autobuses, así como por la baja afluencia de usuarios del aeropuerto.


A pesar de lo anterior, para Ricardo Henaine Mezher, vicepresidente de Operadora de Aeropuertos Internacionales, la central aérea de Huejotzingo ha incrementado sus vuelos en más de un 80 por ciento, no obstante a la crisis que se vive a nivel nacional por el incremento de la turbocina, combustible principal de las aeronaves.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas