Josefina Buxadé Castelán


En esto creo


Miembro de la Comisión para el Acceso a la Información Pública


FOTOS


Elisa Vega Jiménez

 

El gobierno marinista ha hecho muchas cosas buenas pero, le hace falta capitalizarlas y de repente comete errores que no son tan graves, de forma, pero la manera en que lo manejan merma su imagen, la credibilidad en él.

 

 

Elena (Poniatowska) y yo tenemos una relación rara, pero muy buena. Normalmente las suegras son una figura difícil de manejar pero, ella es una persona muy sensata y quiere mucho a mis hijos. Llevamos una relación de respeto mutuo y de admiración.

 

 

Fui la primera asesora fundadora del periódico estudiantil La Catarina, que ya pasó a mejor vida. Existe uno, pero no es el original: hecho por los estudiantes, con mucha libertad de expresión, en ese proyecto estuve muy cerca de los estudiantes.

 

 

Yo a López Obrador nunca lo he visto en persona, jamás he estado en una reunión con él, no tengo absolutamente nada que ver con su proyecto político. Eso no tiene que ver conmigo ni con mis hijos.

 

 

De entrada, la opción es regresar a la academia cuando concluya mi nombramiento, y eso es en diciembre, pero no descarto otras opciones. Si en el camino se presentara algún proyecto, lo analizaría pero tengo una licencia por cuatro años, sin goce de sueldo, en la UDLA.

 

 

Soy apartidista. Algunos preguntan si soy panista, pero ni panista, ni perredista, ni ecologista. Nunca he militado en ningún partido; voto dependiendo de cuánto me convenzan los candidatos o sus programas, ni siquiera soy fiel a un partido.

 

 

Quiero regresar a la academia y aplicar todo lo que he aprendido estos cuatro años en la comisión; porque a fuerza de tanto leer, he aprendido mucho. También me gustaría colaborar en algún tipo de asociación de periodistas utilizando la herramienta del acceso a la información.

 

 

La congruencia es lo más importante: siempre hago lo que digo y digo lo que pienso. Desde que era estudiante, en la universidad como maestra. Aunque a veces eso no le cae muy bien a la gente.

 

 

Nadie me puede estigmatizar por ser nuera de Elena Poniatowska. Políticamente hablando, no comulgo con todas sus posturas políticas. Me dio mucho coraje la primera vez que se comentó en una columna: con quién estoy casada o si tengo hijos, es mi vida privada. Pero “como ella es lopezobradorista, pues tú también...”. Por supuesto que no.

 

 

Escribo muy coherentemente y me encanta, es de las cosas que hago bien. Me encanta escribir artículos de opinión y trabajos académicos. Está mal que lo diga, pero soy buena profesora, me encanta dar clases. En las evaluaciones de la universidad siempre salí con un buen puntaje.

 

 

Soy aprehensiva, me tenso mucho y siempre ando corriendo. Por ser mamá, por ser mujer y por ser comisionada siempre tengo muchas cosas que hacer. No quiere decir que tome más tareas de las que puedo llevar a cabo pero insisto, me involucro mucho con los proyectos que tomo.

 

 

A veces me cuesta trabajo ser prudente, reacciono muy rápido o me enojo fácilmente. Con cuestiones de la CAIP si algo que no me parece, luego luego mando un correo o respondo muy rápido; me falta mesura.

 

 

Le tengo pánico al Alzheimer. Ningún familiar lo padece pero, se me hace peor que el cáncer, muy doloroso. También le temo a la soledad y a que le pase algo a mis hijos. No hablo de secuestros, más bien de situaciones caseras o que alguien los lastime en su estima.

 

 

Toda la vida fui súper nerd, desde primero de primaria hasta en la carrera: obtuve el mejor promedio de mi generación en la Ibero de México. No era del tipo que se aprende todo de memoria, pero sí fui bastante cumplida.

 

 

Por diferentes razones llevo una buena relación con Mariano Morales, con Aurelio Fernández, Ana Lidya Flores, Lilia Vélez, de Puebla son a quienes considero cercanos, y de México me llevo con Juan Pablo Guerrero, que es el comisionado incómodo del IFAI, Óscar Guerra, Agustín Bustillos. No me llevo tanto, pero tengo buena relación con Martha Lamas.

 

 

Me gustan las novelas, desafortunadamente no leo todo lo que quisiera. Mi libro favorito es de Julian Barnes, “Historia del mundo en diez capítulos y medio, es el que más he regalado. Y mi autor favorito es Carlos Fuentes, siempre me ha encantado, aunque es muy criticado, y Bryce Echenique.

 

 

A Puebla le falta despegar un poco: debería ser una ciudad muchísimo más desarrollada, tener más actividades culturales, incluso con una mejor oferta mediática. Puebla es una ciudad muy grande y compleja, sin embargo conserva las tradiciones de una ciudad pequeña.

 

 

El trabajo a veces me absorbe más de lo que quisiera, entonces trato —el típico cliché— de darle calidad de tiempo a mis hijos: de estar con ellos los fines de semana pero eso no me quita los conflictos de todas las madres: tener el festival escolar y una junta importante a la misma hora.

 

 

Me gusta el tipo de cine que hacen los hermanos Cohen, el director español Vicente Aranda, Juan Carlos Rulfo, es mi cuate, pero me gusta como director, de los nacionales es mi favorito, aunque es más de documentales.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas