Le roban armas a la PGJ 11:30


Reportan a Sedena que a la Procuraduría General de Justicia del estado en los últimos ocho años se han desaparecido 601 armas


Reforma.com

 

Mientras el Gobierno federal asegura armas al narcotráfico, a los Gobiernos estatales se las roban.

 

De enero del 2000 a junio de 2008, la Secretaría de la Defensa Nacional fue notificada del robo de 6 mil 932 armas a secretarías de Seguridad Pública y Procuradurías estatales.

 

Esa cifra equivale al 60 por ciento de todas las armas decomisadas por la Sedena al narcotráfico en lo que va de este sexenio.

 

Tan sólo en lo que va de 2008, el Ejército tiene reporte de 465 armas robadas, de las cuales 302 son largas.

De acuerdo con el informe de la Sedena, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal encabeza la lista con 878 armas robadas en los ocho años del recuento.

 

Le siguen la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero, con 803; la Procuraduría de Justicia del DF, con 791, y la Procuraduría de Puebla, con 601.

 

El procurador poblano, Rodolfo Igor Archundia, aseguró que este año sólo han reportado el extravío de un arma corta durante una persecución en la cual agentes estatales incursionaron hasta el municipio de Córdoba, Veracruz, en abril pasado.

 

Según el informe de Sedena, a la PGR le han robado 90 armas, mientras que la Policía Federal registró 6 armas hurtadas.

 

En total, son 49 dependencias estatales y federales las que han reportado robo de armamento en los últimos ocho años.

 

En el informe militar solicitado mediante la Ley de Transparencia, la Sedena indica que son variadas las condiciones en que se ha registrado este fenómeno, pero que predominan ataques de grupos de delincuentes a policías o agentes.

 

"También cuando transitan en forma aislada y son asaltados de sus pertenencias, así como por el descuido de los oficiales que olvidan sus armas en lugares públicos y éstas son robadas", apuntó la dependencia.

 

Los estados que aparecen con armas robadas a sus agentes y corporaciones son Nuevo León, Zacatecas, San Luis Potosí, Sonora, Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán, Morelos, Veracruz, Chiapas, Tabasco, Querétaro, Estado de México, Puebla, Campeche, Guerrero, así como el Distrito Federal.

 

También figura el penal estatal de Tlaxcala, con el robo de 46 armas.

 

Algunos casos aún se investigan, como el registrado en Guadalajara donde, al momento de terminar su jornada laboral, dos agentes entregaron un parte reportando que sujetos los amagaron y los despojaron de sus armas cuando se encontraban dentro de su patrulla. Sin embargo, la investigación del Ayuntamiento señala que la sustracción ocurrió en el módulo de vigilancia y no en la patrulla.

 

Hay otros casos como el de Villa Ahumada, un pueblo fronterizo cercano a Ciudad Juárez, Chihuahua, donde en mayo pasado un comando armado se robó todas las armas de la comisaría, a la cual entró luego de armar una balacera en el pueblo, en la cual también desarmó a ocho policías.

 

Aquella vez, tanto los agentes como el Alcalde prefirieron huir del pueblo y abandonar la sede policiaca, incluso dejaron abandonados a los dos únicos presos del pueblo.

 

 


 
 
Todos los Columnistas