SIEDO y PGR refuerzan al gobierno poblano


Ante amenaza de rescate a sicarios detenidos


Y es que ayer se dieron reportes de que un grupo de individuos, al parecer pertenecientes a la misma célula de los detenidos, se encontraban a bordo de dos camionetas y presumiblemente armados, a unas cuadras del inmueble de la 12 Poniente, donde se resguardaba a sus compañeros


Edmundo Velázquez

Notas Relevantes

Convierten la Academia de Policía en un bunker

Notas Anteriores

 

 

Miembros de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Subprocuraduría de Investigación en Delincuencia Organizada (SIEDO) ingresaron ayer a la Academia de Policía para conocer del caso de los ocho sicarios detenidos en Tlapanalá.


Y es que ayer se dieron reportes de que sicarios, al parecer pertenecientes a la misma célula de los detenidos, se encontraban en el Centro Histórico, a unas cuadras del inmueble de la 12 Poniente donde se resguardaba a sus compañeros. Esto motivó que las autoridades estatales impidieran la movilización hacia el penal de San Miguel, programada para ayer en la tarde y que también provocó que fuera ampliado el término de la consignación de los detenidos.


Desde ayer por la mañana se esperaba el operativo, hasta que reportes provenientes de policías vestidos de civiles ubicados en las calles 3 y 5 Poniente del primer cuadro de la ciudad informaron sobre la presencia de dos camionetas llenas de hombres armados.


El reporte aseguraba que las camionetas eran tipo Pick Up con placas del estado de Sinaloa, Tamaulipas y Chiapas. Incluso sobre la calle 12 Poniente, donde se mantiene la entrada trasera de la academia, circularon varios vehículos de características similares provocando alerta entre los uniformados.


Para confirmar si se trataba de una emergencia se movilizaron dos células de la Policía Metropolitana y el helicóptero de la Policía Estatal B410, sin embargo se trató de una falsa alarma.


Cabe decir que el helicóptero sobrevoló las calles del Centro Histórico y dio vueltas por espacio de media hora, justo al tiempo en que se dio el cierre temporal de la 12 Poniente, la cual en punto de las tres de la tarde se observó vacía desde la altura de la calle 5 de Mayo y hasta la 11 Norte.


Sin embargo, después de que el helicóptero dejó de sobrevolar para buscar a probables atacantes, la calle fue reabierta al tráfico y volvió la conglomeración de autobuses del transporte urbano a la zona.


Por un momento las calles comenzaron a volverse escandalosas por el bullicio de vecinos y mirones que se quedaban en el lugar para ver de cerca qué ocurría o porqué se había mantenido abarrotada de uniformados desde el lunes por la noche la calle 12 Poniente.


De acuerdo a la propietaria de una estética, desde el lunes por la noche vieron este tipo de movimiento debido a que llegó un camión de militares:


“Sí, yo los vi. Eran militares y venían todos en un camión, dejaron a unos y se fueron pero estuvieron aquí desde el lunes”, comentó.


Sin embargo, ayer por la mañana la 12 y 10 Poniente no tuvieron gran movimiento, a esas horas se dieron los primeros cambios de guardias y poco tiempo después el momento del lunch de los uniformados que se mantenían ahí apostados.


La mayor táctica que mostraron los uniformados fue la movilización de una célula de militares que en cuclillas viajaban sobre la batea de una camioneta Pick Up color blanco. En el vehículo se trasladaron al menos ocho personas armadas con rifles de asalto, pero sin ser escoltados por agentes de Vialidad municipal. Aunque el hecho no pasó desapercibido y puso en alerta a mirones y curiosos, tampoco fue señal de que realmente se movilizara a alguno de los detenidos.

 

Los mirones en la hora pico


Alrededor de las dos de la tarde fue que comenzaron a movilizarse más vehículos de la Policía Metropolitana, cuando los policías tomaron un montón de uniformes y chalecos antibalas para salir con destino desconocido.


La consignación de los ocho sicarios se esperaba desde la mañana, por lo que la mayoría de los medios de comunicación de Puebla volcaron cámaras, grabadoras y micrófonos a la Academia de Policía.


Se esperaba el traslado de los detenidos al Cereso, sin embargo éste nunca llegó. Para los transeúntes fue curiosa la presencia de tantos representantes de medios en el lugar. Incluso hubo un momento en que eran más los metiches, entre vecinos y reporteros, que los policías avocados a cuidar la puerta trasera del edificio.


Hubo vecinos que subieron a su azotea a verificar qué ocurría junto a su propiedad. “Yo me subí a ver. Los uniformados me dijeron que qué hacía. Yo nomás dije que nada, que estaba en mi casa”, comentó una señora cuya casa se encuentra a dos números de la academia.

 


Había informes de
los sicarios: Montero


Mario Montero Serrano, secretario de Gobernación, admitió que en Puebla ya se tenían antecedentes del grupo armado cuyos integrantes se mantienen detenidos en la Academia de Policía.


En entrevista concedida antes de que el funcionario visitara las instalaciones de una estación de radio local, el funcionario mencionó que el fuerte dispositivo con que se resguarda a los ocho detenidos obedece a una medida de seguridad nacional.


“Es un tema de seguridad pública, tema delicado que requería toda la cobertura necesaria, porque de lo que se trata es de tener la información de las actividades de estas personas y eso motiva y genera que tengamos todo el cuidado, la cobertura que nos permita haber hecho los traslados después de que fueron atendidos por los daños físicos que cada uno de ellos tenía”, mencionó el funcionario.


Ésta es la primera vez que Montero admite públicamente que Puebla no se escapa de la ola de violencia que vive el país, por lo que se deben aplicar las medidas de seguridad pertinentes.


“La movilización tiene que ver con un tema de seguridad pública nacional como acá lo estamos tomando (…) Es un grupo de delincuentes con los cuales existían algunos antecedentes y por eso es que se toman las medidas necesarias”, mencionó Montero.


—¿La ciudadanía puede estar tranquila?— se le preguntó al secretario de Gobernación.


—Debemos estar tranquilos, atentos a los acontecimientos sobre todo a nivel nacional, que se siguen dando y Puebla no escapa de que en un momento dado esta situación que se da a nivel nacional tenga su impacto en el estado de Puebla, en el área metropolitana, de tal suerte que el trabajo que se sigue dando por parte de Seguridad Pública es de un amplia cobertura.


—¿Es un hecho derivado entonces de lo que vive el país?


—Si, sin duda es parte del trabajo que se viene desarrollando el gobierno federal, estatal y los municipios en apoyo de la seguridad pública, ya no podemos actuar en forma aislada, como una isla o como una entidad que es exclusiva de la acción o no acción de cierto tipo de delitos.


Sobre la investigación el secretario de Gobernación se negó a dar más detalles, pues “aún no se encuentra definida la situación legal” de los supuestos sicarios. De los antecedentes que en Puebla se tienen de los detenidos, el funcionario no agregó más datos pero resaltó que será la Procuraduría General de Justicia (PGJ) quien brinde en breve la versión oficial de los hechos.


“En este momento estamos complementando la información e investigación y por supuesto, el resultado de la averiguación será por parte de la PGJ.”

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas