Claudio Valdés, el nuevo líder de la CMIC Puebla


Aseguró que la relación con el Gobierno del estado será de respeto y cordialidad


Tras ser ratificado con el voto de 120 miembros de la CMIC, el nuevo líder empresarial convocó a sus socios a la unidad, e indicó que buscará que se generen los mecanismos necesarios a fin de que la participación de la iniciativa privada en la obra pública sea cada vez mayor


Efraín Núñez Calderón


Claudio Valdés García Teruel fue nombrado ayer presidente en Puebla de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), en sustitución de Armando Adame Sosa. Por la mañana, en rueda de prensa fue presentada la planilla única de Valdez García Teruel, cuyo nombramiento se hizo oficial en sesión de consejo a las 5 de la tarde.


Alberto Ramírez Ramírez y Salvador Padilla Koeninger asumirán los cargos de secretario y tesorero de la CMIC, respectivamente. Durante su discurso, Claudio Valdés aseguró que la relación con el gobierno del estado seguirá siendo de respeto y cordialidad y confió en que continúe la transparencia en la administración estatal.


Asimismo, apuntó que continuará con el trabajo realizado por su antecesor y los proyectos que dejó pendientes. Hay que decir que Adame Sosa forma parte desde el martes pasado de la nueva presidencia del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).


Tras ser ratificado con el voto de 120 miembros de la CMIC, el nuevo líder empresarial convocó a sus socios a la unidad, e indicó que buscará que se generen los mecanismos necesarios a fin de que la participación de la iniciativa privada en la obra pública sea cada vez mayor.


Aseguró incluso que su relación con la Asociación de Empresarios de la Construcción (AECO) —antagónica a esta organización— será de apertura al diálogo. Hay que decir que la postura del anterior líder de este cámara, Armando Adame Sosa, fue de abierta cercanía con el gobierno estatal, así como con Javier García Ramírez, secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (Seduop)


Seis empresas adheridas a la CMIC ganaron la licitación para construir el Centro Expositor, uno de los proyectos más importantes de la administración estatal, el cual tendrá un costo de más de mil millones de pesos. Mientras el empresario José Antonio Escalera fue presidente de la CMIC, un grupo de constructores inconformes liderados por Aristeo Reyes se separaron de la cámara para conformar la AECO. Esta separación provocó una crisis en la CMIC que estuvo a punto de desmantelarla.

 


 
 
Todos los Columnistas