AN avala la triangulación de recursos en el Congreso


Eduardo Rivera ya urgió al área administrativa para controlar nómina, partidas y gastos del Legislativo


El líder panista mantiene la postura de buscar la independencia del Congreso en todos los ámbitos, pero se conforma con que, por el momento, Finanzas deposite la nómina en la cuenta del Congreso y controle la administración del Legislativo


Selene Ríos Andraca


A pesar de que fue la bancada de Acción Nacional —en voz de su líder— la que exigió la autonomía económica y administrativa del Poder Legislativo, Eduardo Rivera Pérez justificó la acción cosmética fraguada por la Secretaría de Finanzas y el Congreso local que aparentaba la independencia de la LVII Legislatura.


En entrevista con Cambio, el coordinador del grupo parlamentario panista reconoció que sus diputados ya cobraron su primera dieta por 32 mil pesos, aunque el pago de la nómina aún es controlado por la Secretaría de Finanzas y Administración a cargo de Gerardo Pérez Salazar.


Ayer, Cambio publicó que la autonomía del Congreso del estado continúa siendo una farsa, a pesar de que los integrantes de la LVII Legislatura ya cobraron sus primeras dietas desde una cuenta bancaria a nombre del Poder Legislativo, todo se trata de una triangulación de recursos, pues la Secretaría de Finanzas deposita quincenalmente sólo el pago de la nómina, pero no ha cedido el control administrativo del presupuesto de este poder.


La triangulación consiste en que Finanzas deposita quincenalmente el pago de la nómina para diputados y trabajadores del Congreso, pero hasta el momento no ha cedido el control de los 230 millones de pesos presupuestados por el propio Congreso local.


Rivera Pérez calificó como un “progreso” que los cheques de los trabajadores del Legislativo provengan desde una cuenta del Congreso, ya que anteriormente éstos se emitían desde la Secretaría de Finanzas.
Con el mismo argumento de José Othón Bailleres, Rivera Pérez explicó que la Secretaría de Finanzas es la encargada de suministrar los recursos estatales y de repartirlos entre los poderes y organismos descentralizados. Lo mismo ocurre a nivel nacional, Hacienda le deposita al Congreso de la Unión.


“No es posible que el Congreso obtenga los 230 millones de pesos presupuestados, pero un progreso es que los cheques ya sean emitidos por el Congreso, ya que ello repercutirá en el propio sindicato de los trabajadores del Congreso, quienes actualmente están afiliados al del gobierno estatal.”


Rivera Pérez aseveró que su bancada verificará que Finanzas esté depositando el gasto mensual y que el control administrativo esté en manos del Congreso: “Por ahora no fue posible controlar la nómina, eso me explicaron, porque tienen que dar de alta en el software a todos los trabajadores, yo ya los urgí.


”Ahora es el comienzo, más adelante, Finanzas tendrá que darnos la parte mensual del presupuesto y el área administrativa se encargará de controlar la nómina, las partidas y los gastos en papelería.”


El coordinador panista agregó que su bancada mantiene la postura de luchar por la autonomía económica y administrativa del Congreso, al tiempo de admitir que tal demanda se logrará en unos cuantos meses.

 

 


 
 
Todos los Columnistas