No hubo desvíos en la fiesta del gobernador


Dice Alberto Jiménez Arroyo, pese a las evidencias publicadas en varios medios de comunicación


Selene Ríos Andraca

 

 

Una vez más, la Contraloría estatal protegió a funcionarios marinistas. Ayer, la Secretaría de Desarrollo, Evaluación y Control de la Administración Pública (Sedecap) cerró las investigaciones en contra de servidores que utilizaron recursos públicos durante la fiesta de cumpleaños del gobernador Mario Marín Torres celebrado el pasado 5 de julio.


El subsecretario de la Contraloría, Alberto Jiménez Arroyo,  dijo que la Orquesta En lo que respecta a la Sinfónica del Estado de Puebla, manifestó que tampoco existe desviación de recursos, ya que los músicos llevaron sus propios instrumentos, además de que dijo desconocer si el nombre de la banda tiene registro oficial. subsecretario de la Contraloría, Alberto Jiménez Arroyo


El argumento de la Contraloría para cerrar las pesquisas fue la falta de pruebas, a pesar de que varios medios de comunicación, entre ellos, CAMBIO publicaron fotografías de vehículos oficiales estacionados en las inmediaciones del salón de fiestas Country, donde Marín festejó sus 50 años.


El subsecretario de la Contraloría, Alberto Jiménez Arroyo, explicó que las investigaciones arrojaron que el vehículo de la Secretaría de Desarrollo Social con placas SF27656 si existe, pero que las pruebas no determinaron que sí estuviera estacionado junto al salón de fiestas el mismo día en que fue la celebración.


Jiménez Arrojo comentó que el encargado de la unidad de nombre Víctor Antonio Romero Jiménez dijo que no fue al salón Country.


Sobre las fotografías publicadas, el funcionario marinista dijo que las gráficas pudieron ser tomadas “en cualquier lugar”, dejando entrever con ello que los medios de comunicación que publicaron las mismas, haciendo la denuncia de que los convidados del gobernador habían llegado en vehículos oficiales —violando con ello la ley—, habrían inventado el hecho.


“Se checó precisamente el número de placas, pero existe un oficio de comisión, donde Víctor Antonio Romero Jiménez, adscrito a la coordinación general de la SDS, salió del estacionamiento de la dependencia a las 7:35 y regreso a las 18:27 del sábado 5 de julio”, dijo el funcionario marinista para exculpar al empleado de la SDS.


Jiménez Arroyo precisó que hay testigos que avalan el dicho del chofer: “Podemos afirmar que no hubo desviación de recursos“.

 

 


 
 
Todos los Columnistas