Cierra Caracas zona fronteriza con Colombia


Advierten que la medida puede hacer más aguda la escasez de alimentos que afecta a Venezuela


Cristina Marcano / Agencia Reforma

Notas Relevantes

Surte DF de armas a Cártel

Notas Relacionadas

Preocupa a la ONU el narco en México

Condiciona PAN indagar a Mouriño

Cierran a partidos medios estatales

Notas Anteriores

 

Venezuela atizó ayer más la crisis con Colombia al poner freno al vínculo más dinámico entre ambas naciones: el comercio.


La decisión se suma al desalojo de su Embajada en Bogotá y la expulsión de los funcionarios de la misión diplomática colombiana en Caracas, además del envío de unos 10 mil militares a la zona limítrofe con Colombia.


"Hemos tomado algunas medidas, como el cierre de la frontera", declaró el Ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, en la estatal Venezolana de Televisión.


El anuncio apunta a reforzar la protesta por el operativo colombiano en territorio ecuatoriano que acabó con la vida de 17 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre ellos "Raúl Reyes", considerado número dos de esa guerrilla.


Al momento del anuncio, centenares de camiones con mercancía esperaban de lado colombiano en el puente Simón Bolívar, el punto de mayor intercambio de la frontera bilateral, que enlaza al estado de Táchira con la población colombiana de Cúcuta.


Se teme que el cierre de la frontera, de 2 mil 216 kilómetros de extensión, pueda agravar la situación de escasez de algunos productos básicos que sufren los venezolanos.


El intercambio comercial bilateral se ubicó en unos 6 mil millones de dólares en 2007, con una balanza favorable para Bogotá.


Venezuela es el segundo socio comercial de Colombia, que el año pasado colocó en el país 4 mil 562 millones de dólares en mercancía (alimentos, vehículos automotores, textiles y calzados, entre otros).


"Treinta por ciento de los alimentos que nos comemos en Venezuela están producidos en Colombia. Estamos hablando de alimentos frescos, como huevos y carnes", dijo el presidente del Consejo Nacional del Comercio y Servicios (Consecomercio), Nelson Maldonado.


Aunque Jaua admitió que sí puede haber algún impacto comercial por el cierre fronterizo, aseguró que el país no depende de Colombia.


El Ministro dejó ver que, dado el deterioro que han venido sufriendo las relaciones bilaterales, el Gobierno se venía preparando para una ruptura, sustituyendo las importaciones desde Colombia con las de otros países, como Brasil, Argentina y naciones europeas.


Jaua pidió comprensión a la población de Venezuela, donde, según un vocero oficial, residen 3 millones de colombianos, para que entiendan que las decisiones oficiales responden a informes de inteligencia que indican que Venezuela puede ser objeto de una acción similar de la que fue objeto Ecuador.

 


 
 
Todos los Columnistas