Gobernación y Secretaría General, las áreas débiles


Dicen los regidores panistas al evaluar los primeros 100 días de Alcalá en el Ayuntamiento


Asegura Miguel Dessavre que Juan de Dios Bravo y César Pérez, titulares de dichas dependencias, se han caracterizado por cometer error tras error en los tres meses que lleva la administración municipal


Yonadab Cabrera Cruz

Notas Relevantes

Encara Alcalá a sus detractores

Modificarán Ley de Egresos aprobada en el trienio pasado

Las licitaciones se hacen de acuerdo a la ley: Medino

El Plan Municipal de Desarrollo tiene buenas intenciones: Wuotto

Notas Relacionadas

Presenta Blanca el programa Portafolio de Inversión Social 27/05/08

El Cabildo dará los resultados de la Entrega-Recepción 26/05/08

Blanca Alcalá, 100 días entre claroscuros 26/05/08

Notas Anteriores

 

A cien  días de que inició la administración municipal de Blanca Alcalá Ruiz, la Secretaría de Gobernación y la Secretaría General son las áreas más débiles del Ayuntamiento y sus titulares se han caracterizado por cometer error tras error, consideró el regidor panista Miguel Dessavre Álvarez.


En entrevista,  el regidor albiazul aprobó  el trabajo de la alcaldesa capitalina, pues dijo que ha privilegiado el diálogo, la apertura y la negociación e indicó que en estos 100 días ha obtenido resultados significativos comos los 37 mil baches tapados, el Fondo Idea, el Centro de Emprendedores y el Portafolio de Inversión Social que presentó la velada del lunes a los empresarios: “Se le ven ganas de trabajar”.


Sin embargo, aseguró que algunos de sus funcionarios como César Pérez López y Juan de Dios Bravo Jiménez han estropeado y obstaculizado el trabajo de la alcaldesa, pues sus errores han retrasado los trabajos y sus resultados dejan mucho que desear: “y en resumen son unos funcionarios ineficientes que sirven a los intereses políticos de otras personas y no de la presidenta, así como los de la ciudad.”


El regidor albiazul dijo que las evidencias más claras de la ineficiencia de Juan de Dios Bravo fueron las irregularidades que se presentaron en las elecciones de las juntas auxiliares, las 34 manifestaciones que se presentaron en los primeros meses de administración y la falta de negociación o de acuerdos con los vendedores ambulantes.


Con respecto al secretario General del Ayuntamiento, Miguel Dessavre resaltó que no integra correctamente las actas de cabildo, y tienen diversos errores jurídicos, además de que no notifica en tiempo y forma las reuniones y los dictámenes, entre otros documentos: “el ejemplo más claro fue cuando se aprobó el Plan Municipal de Desarrollo, a los regidores nunca nos enviaron los anexos del plan y así cómo lo íbamos a aprobar.”


Finalmente, el regidor panista mencionó las fallas que tuvo la administración en estos primeros 100 días, las cuales se remiten al pésimo servicio de alumbrado público, la reubicación de los vendedores informales, la aprobación del Plan Municipal de Desarrollo sobre las rodillas y de última hora, la adjudicación directa del contralor externo que se contrató para auditar a la administración, entre otras.

 


César Pérez López y Juan de Dios Bravo Jiménez han estropeado y obstaculizado el trabajo de la alcaldesa, pues sus errores han retrasado los trabajos y sus resultados dejan mucho que desear: “y en resumen son unos funcionarios ineficientes que sirven a los intereses políticos de otras personas y no de la presidenta, así como los de la ciudad.”

 


 
 
Todos los Columnistas