Hanz Meza


En esto creo


Diseñador de imagen, director de Hanz Meza, agencia de modelos, y director creativo de eventos internacionales de la Cámara de la Industria Textil de Puebla y Tlaxcala


FOTOS


Elisa Vega Jiménez

 

Me defino como un creativo de la industria de la moda.


Desde los once años supe que quería dedicarme a la producción, en general, del espectáculo: muy pequeño tuve la oportunidad de ir a un concurso de Miss Universo, y me llamó mucho la atención todo lo que había detrás de la producción. Ya en la adolescencia me llamó la atención el diseño de aparadores, el display, y me fui a estudiar a Nueva York.


Maquillé a celebridades como Paulina Rubio, Ricky Martin, Rebeca de Alba, y un sinnúmero de artistas. Incursioné como maquillista y como diseñador de imagen cuando colaboré en Eres y otras revistas de editorial Televisa. Actualmente por falta de tiempo no me puedo dedicar de lleno al maquillaje, básicamente estoy metido en la producción.


La clave del éxito es tener claro hacia dónde vas, la constancia y la tenacidad.


Para poder calificar como una agencia profesional de modelos, tienes que exigirte a ti mismo y exigirles a los demás un buen nivel. En primer lugar los modelos requieren una cierta estatura, un nivel físico, que cuesta muchísimo trabajo encontrar. Hay muchas mujeres hermosas, muchos hombres bien parecidos pero, se necesitan otras características. Sólo hay una agencia de modelos profesional en Puebla; hay muchas agencias de edecanes, de promociones, pero son diferentes.


Trato de ser amigo de mis modelos, ser una buena persona y un buen ejemplo para ellos. Eso me ha dado credibilidad, en todas las generaciones —estamos por cumplir 25 años de trayectoria en la agencia—.


Nunca pensé que por el lado de la moda entraría a lo textil, que fue lo que siempre me inculcó mi padre. Estar dentro de la Cámara de la Industria Textil me ha permitido realizar trabajos y campañas donde me he involucrado desde el hilo hasta la tela, y eso me ha dado mucha satisfacción.


En cuestión de agencias de modelos y de moda, en México se está haciendo muchísimo, sin embargo estamos como una década atrás.


Puebla es cuna de la industria textil, y podemos por medio de eso, presentar a nuestro estado ante el mundo.


En Puebla toman algo y no lo sueltan. No entiendo porqué, si la moda va evolucionando, no se cambian el peinado o el maquillaje de hace cinco años. Las texturas de los maquillajes van evolucionando y cada vez son más naturales, sin embargo ves a personas que se maquillan demasiado, y eso ya casi no se usa.


Nunca subiría a la pasarela a una persona que, si es de noche se viste de día, con colores claros. Si es temporada de otoño, entrando a un invierno, los colores deben ser oscuros: gris, negro, chocolate. Vemos a personas que a lo mejor se fueron a Miami y se traen un traje de lino, a esas personas no las subiría a la pasarela.


Cuando yo veo a una persona que está muy bien arreglada, se lo menciono “qué bien te ves, qué bonito traje sastre traes, qué buen calzado, o qué bonito bolso” y cuando no digo nada, entonces…


Con toda la información que tenemos en los medios te das cuenta qué es lo que se está usando, nada más hay que seguir. O sea, no quedarte en lo que a ti te gusta. No necesitas viajar para darte cuenta de qué es lo que se está usando. Tenemos un centro comercial que es el más importante del sureste sólo hay que ver los aparadores.


Aprendí de mi madre a estar siempre bien arreglado, bien vestido: y hablo de cabello, de piel, de alimentación, de vestimenta.


Un buen tip que doy a las mujeres es que volteen a verse al espejo antes de salir. Si te ves al espejo y sientes que algo no va, entonces quítatelo.


Un buen tip para los señores es que quiten de su clóset las prendas pasadas de temporada, porque muchas veces se las ponen: y parecen los monstruos de la moda.


Para mí es muy importante proyectar mi estado ante el mundo, por medio del área que yo domino. Viajaré al San Paulo Fashion Week para ver cómo se está desarrollando esa industria, cómo hacen el marketing. Puebla es una ciudad con una gastronomía increíble, sumamente cultural, es patrimonio de la humanidad; entonces pretendo que el PFD International Fashion Puebla toque los mejores niveles, que podamos traer exponentes y conferencistas a nuestra ciudad para que nos expliquen qué se está haciendo en el mundo. Y realmente hacer algo por la industria textil en Puebla.


En la vestimenta masculina, donde más se nota el error es en las corbatas, no puedes usar la corbata de hace cinco años porque la corbata ya cambió la forma, el estampado, la textura, el color, el grueso de la corbata, y sin embargo muchas personas usan corbatas de hace diez años.


Tuve mucho apoyo, aunque no exactamente de mi familia, en el momento en el que decidí dedicarme a esto. Venimos de una sociedad donde te enfocan para que seas arquitecto, ingeniero, pero hoy día hay muchísimas opciones de carreras y de actividades, todo va evolucionando. Al final de cuentas, sí recibí apoyo de mi familia para irme a Nueva York, cuando ellos se dieron cuenta que realmente tenía talento para esto.


Puedes venir desde abajo y llegar tan alto como tú quieras, admiro a quienes tienen el empeño por hacer cosas y las realizan. A mi padre que luchó para poder ser un ingeniero textil importante; admiro a Kevin Aucoin, un gran maquillista que ya falleció, y que luchó por hacer lo que le gustaba; diseñadores icono que han llegado muy lejos: Jean Paul Gaultier, Karl Lagerfeld, Issey Miyake, y Gianni Versace, que ya falleció pero, que en su momento movió al mundo.


Aprendí muchísimo de Leonardo Leos —uno de los mejores maquillistas de México e internacional—, como persona he aprendido enormemente de Teresa Bárcena y de mi madre, a alcanzar lo que me he propuesto —siempre me dice cuando estoy haciendo mal las cosas—.


Mucho de lo que he alcanzado se lo debo a los grandes amigos, que han estado a mi lado y que me han apoyado incondicionalmente. Me he topado en el momento adecuado con la persona correcta, que me ha dicho “por aquí”, y que me ha ayudado; hasta la fecha lo sigo descubriendo: voy a Sao Paulo Fashion Week, porque conocí a Carol García, una periodista importantísima en la industria de la moda.


Creo en esa educación que me dio mi familia, de tener claro quién eres y hacia dónde vas; en Dios y en la amistad.


Soy muy afortunado por tener lo que tengo, por la familia que la vida me dio y por las amistades que están a mi lado. En este momento de mi vida soy muy feliz, siempre lo he sido: tuve una infancia espectacular, no tuve una adolescencia tan buena —para muchos es una etapa difícil— sin embargo estoy teniendo una estabilidad y una madurez que me ayuda a seguir realizando lo que tanto me gusta.


A veces siento que me gana el tiempo: quisiera tener 30 años y tener lo que tengo. Vivía en NY cuando decidí regresar a mi ciudad y montar una agencia de modelos, pero me costó muchísimo trabajo: nadé contracorriente y me topé con muchísimos obstáculos; entonces, no he podido realizar todo lo que yo me hubiera imaginado: me faltan cosas, y quisiera más tiempo.


Siempre me han gustado los diseños de Tom Ford —fue muchos años diseñador de la firma Gucci—. De marcas, me gusta Hugo Boss, porque es clásico, sin embargo no es un diseñador es una firma. Hablando de mexicanos, Alejandro Medina y Olga Vega tienen la marca Santo, y están haciendo una gran propuesta en el mundo del diseño; pienso que van a llegar bastante lejos.


Cualquier persona, hasta la más sencilla del mundo puede verse mejor sí así lo desea. También puede ser que tengas a la persona más bella del mundo, y que se vea completamente mal.


Tengo el proyecto de realizar en 2009 un congreso de moda en Puebla. Puebla es una ciudad de gente que sabe, gente que viaja, que alguna manera sí está actualizada, sin embargo pienso que la imagen y la moda de nosotros los poblanos no es exactamente la más adecuada.

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas