Charles Mtanous Abboud


En esto creo


Presidente de Canacintra Puebla


FOTOS


Elisa Vega Jiménez

 

Cuando termine como presidente de la Canacintra, si hay una oportunidad de ocupar un puesto de elección popular, por supuesto que lo ocuparé. Si queremos cambiar a México, la sociedad tiene que entrarle a esos tiros y no permitir que sea siempre la misma gente quien esté involucrada en la política o en el gobierno y que además, no tiene la práctica cotidiana del trabajo.


Elegir entre la medicina y los negocios fue la decisión más difícil; me habían ofrecido una beca para hacer la especialidad en el extranjero y tenía 15 días para resolver si me iba o me integraba a los negocios familiares (…) Mi abuelo me vio tan mal que me preguntó si había embarazado a alguien, yo le dije que no sabía qué elegir y él me propuso que imaginara las oportunidades que tendría con una elección y con otra, entonces decidí ser empresario.


Generalmente gastamos nuestro tiempo y nuestro esfuerzo en mejorar nuestras discapacidades, pero nunca lo vamos a conseguir. Debemos encontrar nuestros talentos y explotarlos. Si tengo carisma, lo aprovecho, porque sé que de entrada no produzco un choque al hablar con la gente. Soy emprendedor; me hablan de un proyecto y vuelo por él. Soy analítico; voy por el proyecto pero me siento a pensar: “falta esto, falta lo otro”. Soy estratégico; busco inconscientemente varios caminos para poder llegar a la misma meta. Además, tengo un buen enfoque, soy responsable, tengo cualidades para establecer una buena comunicación con la gente y soy estudioso.


Política, desde el punto de vista empresarial, es mantener una muy buena relación con el gobierno para seguir resolviendo los problemas de los empresarios, también para apuntalar al gobierno hacia donde debe ir; para seguir avanzando. Es la manera de hablar, de influir para lograr algo.


Ser presidente de Canacintra es como tomar una maestría -y sólo una persona la puede tomar- tienes que aprender y convivir con muchísima gente, tienes que saber sobre todos los sectores, tienes que pensar cuál es el bien de los empresarios y siempre actuar en ese sentido.


Si no sientes satisfacción por lo que haces, si tu familia no está satisfecha contigo, con lo que tú estás haciendo, el éxito económico no sirve de nada. El éxito puede ser desde que ganes mucho dinero, o que la misma gente acepte que tú estás haciendo un buen trabajo.


Mi familia sabe que hoy le dedico el 80 por ciento de mi tiempo a Canacintra, mis hijos me preguntan cómo voy y se han politizado, por decirlo así: mi hija de 11 años ve los noticieros todos los días y me platica qué ha sucedido cuando yo no alcanzo a ver la televisión.


Tengo mil conocidos y me llevo bien con todos pero, amigos verdaderos, son pocos. No diré que los cuento con los dedos de la mano pero, tampoco se puede considerar  amigo a todo el mundo, porque no tienes el tiempo para generar esa verdadera y profunda amistad.


Soy empresario desde pequeño; a los 14 años ya me encargaba de una maderería; a los 15 años ya entregaba en camioneta lo que se producía; a los 17 años estaba en el monte cargando árboles; a los 18 años andaba vendiendo productos en Chihuahua. Una característica de los libaneses es que involucran a los hijos en el trabajo.


Siempre me gustó la medicina y era bastante buen médico, pero por asares del destino y por decisión propia, porque así convenía a los intereses de mi familia y a los míos, decidí dejar mi profesión y dedicarme a los negocios.


Escribo muy feo, mi letra es espantosa.


Soy feliz, aunque tenga todos los problemas del mundo. La felicidad debe ser consciente, tienes que reconocer que estás vivo, que tienes una oportunidad para seguir adelante. Es un pequeño momento en el que tú te sientes completamente satisfecho de ti mismo, de lo que tienes y de lo que has logrado con tu familia, con tus hijos, con tus amigos y en tu entorno.


Me gusta el tipo de lectura donde no todo es ficticio, donde te dan datos reales, porque eso me ayuda a conocer un poco de historia, de cultura y además distrae la mente. Cuando viajo me gusta leer lo que puedo encontrar en esa ciudad o país y así es como voy aprendiendo.


La verdad es que en Puebla se vive muy bien. Además es el estado donde han nacido mis hijos, de donde es mi esposa, donde me puedo desarrollar: porque hay muchísimas oportunidades; es un lugar bellísimo, tranquilo y con un clima envidiable para muchos otros estados.


De un dirigente, reconozco que en el lugar donde esté cumpla con el papel que le corresponde, que lleve a su grupo al liderazgo, que tenga una buena representación y  que siempre diga cosas coherentes.


No tengo un súper líder; voy reconociendo a las diferentes personalidades o dirigentes cuando hacen bien su trabajo, no importa si son de muy alta alcurnia o muy bajo nivel.


Los primeros libros que leí fueron: “Tom Sawyer”, “Belleza Negra” y “Ben-Hur”; los leí como tres veces cuando era niño.


A mis hijos les enseño a trabajar, a ser responsables; la unión, las normas morales con las que deben vivir y obviamente les doy mucho cariño.


Si voy cumpliendo mis metas estaré listo para lo que pueda pasar. Todo mundo le tenemos miedo a la muerte, porque son muchas las cosas que faltan por terminar: ver a los hijos crecidos y bien encausados, concluir proyectos…


Me gustaba estar en casa con mi familia, nadar, jugar golf y leer, cuando vivía nada más de mi empresa y tenía tiempo libre.


Me preocupa que Puebla pierda esa tranquilidad. Puebla es uno de los estados más seguros. No tenemos el tipo de violencia que hay en Chihuahua, pero nos falta como sociedad generar la denuncia. Si denunciamos, la policía tendrá a donde ir a actuar -no tienen ojos en todos lados para actuar en el momento, y nosotros como sociedad somos más que los mismos delincuentes-.


Liderazgo es llevar a las personas que están contigo al lugar de la meta, y que todos vayan de acuerdo con lo que estás haciendo. Hay diferentes maneras de ser líder; hay quien es muy autoritario, quien es incluyente, quien permite que las personas se desenvuelvan, y quienes utilizamos un poquito de cada cosa para ir jalando a cada integrante, dependiendo de sus personalidades.

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas