Juan de Dios Bravo


En esto creo


Secretario de Gobernación Municipal


FOTOS


Elisa Vega Jiménez

 

Mi mayor defecto es que como mucho, por eso estoy gordo. Desde chico lo he tenido. Siempre he sido muy tragoncito, y siempre he sido gordo.


El gobernador es un jefe muy estricto, pero a la vez, también cuate: tiene los dos lados. En el sentido estricto del trabajo nos pide un gran esfuerzo; de haber trabajado con él, tomé la costumbre de estar en el trabajo desde muy temprano hasta muy noche.


En el sentido estricto de la amistad, no tengo amigos periodistas. Tengo acercamientos con algunos compañeros, pero tanto como irnos de farra o que nos platiquemos intimidades, no. Soy poco amiguero.


Fui un estudiante medianón, muy relajista, entré cuando la universidad tenía muchos problemas. Yo me catalogaría como un estudiante término medio.


Leo muchos documentos, ¿libros?, no tengo tiempo de leerte uno solo. Tengo unos diez libros por ahí guardados, que en algún momento compré pero no he tenido oportunidad de leerlos. Desde que llego a la oficina mi tarea es leer oficios. Cuando me cae un libro, si tengo cinco minutitos, lo empiezo a ojear. Tengo pendiente el de Manola Álvarez, Espionaje y contraespionaje.


Me reflejo mucho en mi madre, siempre ha sido una persona luchadora, muy trabajadora, siempre preocupada por sus hijos.


Arráncame la vida se me hizo un poquito pasada en escenas eróticas, creo que fue un buen intento, además es una buena novela. Me gustó ver las escenas en los portales del Zócalo y buscarle detallitos, errores de continuidad.


Para mí la Secretaría de Gobernación significa mucho compromiso, no sólo para con la presidenta municipal, sino para con todo mundo.


Todos los que estamos metidos en la política siempre queremos ir creciendo y creciendo, hay unos que crecen muchos escalones de un solo brinco, y hay quienes crecemos escalón por escalón. Mi ambición es crecer otro escalón. Veo muchas oportunidades, no podría decirte cuál. El trabajo que desarrolla uno va abriendo las puertas, y yo creo que eso me va a permitir crecer otro escaloncito.


La política, un medio para hacerles llegar programas de desarrollo a quienes los necesitan. Para mí eso es hacer política, no estar grillando.


En un término estricto acepto lo que han escrito sobre mí, aunque pienso que en ocasiones los columnistas pudieran no tener la información necesaria sobre Juan de Dios, y a lo mejor alguna persona mal informa. Sin embargo, soy un servidor público y todo lo que realice está bajo escrutinio. Cada columnista tiene su razón, su sentido, y también su propia información.


Mi relación con Blanca Alcalá es muy buena, yo creo que cuando trabajas en algún lugar eres como parte de esa familia. Hoy que trabajo bajo el mando de una mujer estoy aprendiendo mucho, es diferente: hay más sensibilidad, más mano suave aunque con firmeza, más sentimiento. Además, la presidenta Blanca Alcalá es inteligente.


He aprendido más en las campañas políticas y haciendo trabajo político en mi partido que como funcionario público, me ha permitido tener mucho contacto con la gente más pobre, con quien más necesita de los programas de gobierno, entonces esto me permite tomar algunas decisiones estando en un puesto público.


El principal problema que enfrenta la ciudad de Puebla en la actualidad es su crecimiento acelerado, crece día con día y eso no nos permite, con los pocos recursos que tenemos, darle a la gente todos los servicios que necesita.


Me espantaría mucho que en Puebla pudiera pasar lo que en Morelia, hasta me ha quitado un poco el sueño. Es una responsabilidad muy fuerte, uno quisiera tener la magia para predecir ese tipo de cosas, pero lamentablemente no existe.


Si no estuviera en esta posición y fuera un ciudadano común, me preocuparía mucho el hecho de que haya pocas fuentes de empleo.


Me intoxico viendo tele, soy igual que con los libros, estoy pase y pase de canal, hasta que algo me llama la atención. Normalmente es en la noche, y veo películas de acción. También soy fanático de las de espantos, me gusta brincar.


Yo siempre he dicho, cuando una persona es honesta, ya tiene el principal valor, los demás son adicionales. No me gustan las personas mentirosas.


Para mí es importante que mis hijos vean en el estudio una posibilidad para salir adelante. Es lo que les voy a dar, ya lo que ellos realicen a través de eso, será cosa de ellos. Cuando tengo oportunidad de platicar con mis hijos les digo que se deben esforzar mucho, que deben estudiar mucho.


Hay amistad cuando realmente tienes un intercambio en una relación, la otra persona te comprende y tú la comprendes.


Mi familia dice que trabajo mucho: entro a las siete, siete y media de la mañana y voy saliendo a la una. Pero ya no les extraña, trabajo así desde hace muchos años.


Yo procuro, como voy avanzando, ir haciendo amigos. Esa es mi forma de ser, soy muy bonachón, entonces eso me permite de alguna manera hacer amistades. Me gusta escuchar a las personas, puedo estar todo un día escuchándolas, esa es una virtud que tengo. En el ámbito político tengo amigos, y son todas las personas que me rodean.


Siempre he dicho: procura que lo que hagas te guste; si te gusta, serás feliz. Yo siempre procuro serlo.

 

Siempre me ha gustado desarrollar mi liderazgo donde esté.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas