No temo por otro atentado, dice Pérez Dorantes


Dice el subprocurdor que se encuentra tranquilo y seguro por su trabajo


Dice el segundo funcionario más importante de la PGJ que nunca tuvo contacto con los sicarios que lo atacaron la madrugada del 15 de agosto y que sólo lograron herir a dos de sus escoltas


Edmundo Velázquez

Notas Relevantes

Judiciales serán sometidos a examen de confiabilidad

Archundia evade tema del atentado vs subprocurador

Notas Anteriores

 

 

El subprocurador Víctor Pérez Dorantes aseguró que nunca tuvo tratos con los sicarios detenidos en Tlapanalá y dijo que se encuentra tranquilo, sin temer por algún riesgo, puesto que el atentado que sufrió en el que dos de sus escoltas resultaron heridos, “ya pertenece al pasado”.


Entrevistado brevemente luego que salió de la reunión de seguridad del gabinete ayer llevada a cabo en el hotel City Express, el subprocurador de Averiguaciones Previas y Control de Procesos fue parco en sus respuestas.


Ya sentado en la camioneta que lo transportaría, el subprocurador fue cuestionado sobre la averiguación previa que confirmó un ataque en su contra de parte de los integrantes del cártel del Golfo.


—¿Cómo van las investigaciones del hecho que sufrió?


—No tengo conocimiento, las lleva la Policía Judicial.
—¿Se dice que dos de los sicarios lo buscaron para…?
—Nunca tuve trato.
—¿Supo quiénes planearon el atentado que sufrió…?
—Eso ya pasó. Es pasado. Pertenece al pasado.
—¿No teme por otro atentado?
—No. Yo estoy seguro.


Acto seguido la camioneta del segundo hombre más poderoso de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en Puebla arrancó y salió de la zona del antiguo Paseo de San Francisco.


Y es que, según las declaraciones ministeriales de  Juan José Olivares Torres o Juan Carlos Garza Martínez, alias “El Tizoc”, y Aurelio Xolo Goscón o Javier Ríos Ponciano, alias “El Congo”, dos de los ocho detenidos en Tlapanalá, el subprocurador Pérez Dorantes fue buscado para intentar cooptarlo y “los pudiera dejar trabajar” en Puebla.


En la declaración de “El Congo” se habla de cómo junto con su compañero “El Tizoc” debatieron que buscarían con el subprocurador de Averiguaciones Previas y Control de Procesos, y que de no cooperar “lo mejor sería eliminarlo”.


Tras una serie de fallidos intentos entre los días 13 y 15 de agosto, la célula no pudo tener la audiencia con Pérez Dorantes. El mismo día 15 de agosto fue esperado a unas calles de su domicilio en la zona de la laguna de San Baltazar y el vehículo donde viajaban dos de los escoltas del funcionario fue baleado con al menos 40 impactos. Pérez Dorantes escapó ileso del lugar.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas