Concluye Cumbre sin acuerdos sustantivos


J. Jesús Esquivel / Apro

 

Sin acuerdos sustantivos concluyó hoy aquí la Cumbre de Lideres de América del Norte entre los presidentes de México y Estados Unidos, Felipe Calderón y Barack Obama, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.


Efectuada en el Instituto Cultural Cabañas de esta ciudad, la llamada Cumbre, que en realidad fue un foro en el que se hicieron promesas para enfrentar retos comunes en materia de seguridad, energía, cambio climático, crisis económica y la contención y propagación del virus A/H1N1.


En la conferencia de prensa conjunta entre los tres dignatarios, con lo que se puso fin a la cumbre, Calderón dijo:


“Estadunidenses, canadienses y mexicanos han reiterado que los valores sobre los cuales están fundadas nuestras sociedades son la democracia, la libertad, la justicia y el respeto a los derechos humanos”.


Por su parte, Harper señaló: “Gracias a los constructivos intercambios con los presidentes Calderón y  Obama, abordamos los temas prioritarios de Norteamérica: la economía, la seguridad, la salud, la energía, el medio ambiente y el cambio climático”.


Harper añadió que la próxima Cumbre se realizará en Canadá.


En su turno, Obama afirmó: “Venimos aquí, tres naciones, un continente, por lo retos y oportunidades que vamos a enfrentar juntos”.


En la conferencia de prensa, en la que se permitió hacer sólo una pregunta por país --al final hubo nueve cuestionamientos, ya que los tres periodistas que hicieron preguntas cuestionaron a cada uno de los dignatarios--, se habló principalmente de los temas relacionados con las relaciones bilaterales, como narcotráfico, comercio, migración y legislaciones internas, aunque también se tocó el caso de Honduras.


En el acto, Obama reiteró que apoya a Calderón en la lucha contra el narcotráfico, y dijo que espera que haya una solución en el caso del problema de los camiones de carga mexicanos, así como resolver el problema de la inmigración indocumentada.


Sobre el golpe de Estado en Honduras, Obama afirmó que Estados Unidos hará lo que se está haciendo a nivel regional: reconocer a Manuel Zelaya como el presidente constitucional de ese país, y dijo que, para reinstalarlo en el poder, se requieren de acciones multilaterales.


“Los mismos críticos que dicen que Estados Unidos no ha intervenido lo suficiente en Honduras, son la misma gente que dice que siempre estamos interviniendo y que se necesita que los yankees se salgan de América Latina”, dijo Obama.


En tanto, en la Declaración conjunta que firmaron los tres dignatarios, se afirma:


“La cooperación de Norteamérica se fundamenta en valores compartidos, la complementariedad de nuestras fortalezas y en el dinamismo de nuestros pueblos. Tenemos la seguridad de que, trabajando juntos, podemos ayudar a nuestras sociedades a prosperar en el desafiante, competitivo y promisorio siglo que tenemos por delante.


“Trabajaremos juntos para aprender de experiencias recientes y preparar a América del Norte para la próxima temporada de influenza (A- H1N1), lo que incluye incrementar nuestras capacidades de salud publica y facilitar el intercambio eficiente de información entre nuestros países.

 

“Promover la recuperación de la actual crisis global es una prioridad para cada uno de nosotros. Trabajando juntos aceleraremos la recuperación y la creación de empleos, y construiremos cimientos sólidos para la prosperidad en el largo plazo”.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas