Destruye el Soapap calles de Puebla


Más de 30 avenidas de la colonia Anzures parecen zona de guerra


El Sistema Operador de Agua Potable utiliza dos pretextos para destruir vialidades: la ruptura de ductos y los servicios de mantenimiento, mismos que han ocasionado severos maltratos a las vialidades de esa zona de la ciudad

Miguel Ángel Cordero

 

El Sistema Operador de Agua Potable convirtió la ciudad en una zona de guerra, pues las calles de la colonia Anzures se han convertido en el ejemplo más contundente de la falta de planeación y descuido del Soapap en cuanto a la reparación de ductos, pues toda la 18 Sur, de la 21 a la 15 Oriente, está destruida por los cráteres dejados por la negligencia de los trabajadores del organismo paraestatal.


Además, la destrucción de calles se extiende hacia puntos cercanos al centro escolar y el puente de Ovando; por si fuera poco, sólo afecta a los vecinos, ya que sus servicios de abastecimiento de agua son deplorables.


Una inspección hecha por Cambio en la zona mencionada constató los montones de escombros distribuidos en más de 30 calles. Todas las vialidades ubicadas entre la 3 Oriente y 21 y entre la 18 Sur y 14 contienen en el mejor de los casos escombro disperso emanado de las reparaciones.


Pero los errores son más evidentes en puntos concretos. En la 13 Oriente y 14 Sur uno de los registros de agua del Soapap, ya tapado, está circundado con cintas de plástico amarillo con la leyenda peligro. Algunos escombros colocados en pirámide y un anuncio rojinegro impiden a los automovilistas chocar con los amontonamientos.


El chofer que condujera por toda la 13 Oriente en dirección al parque ecológico encontraría constantes parches en el asfalto. Hacia la 18 Sur, las condiciones de las calles empeoran.

 

Pretextos para destruir


El Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado utiliza dos pretextos para destruir vialidades: ruptura de ductos o servicios de mantenimiento. Este último es increíble para los habitantes de la zona ya que no podría haber peor servicio de agua que el de la colonia Azcárate.


Entrevistados por esta casa editorial, los vecinos explican que en ocasiones escasea el agua y en otras es abundante. El inestable abastecimiento es la excusa de los técnicos del organismo para destruir las calles.


Las grietas, hoyos, cráteres y escombros dispersos que hacen parecer a la zona como una ciudadela arrasada por la guerra son más numerosos a lado del Centro de Capacitación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Sus cuatro esquinas tienen montículos de tierra y asfalto provocados por el organismo de agua.


Desde el registro cerrado de la 15 Oriente y 18 Sur hasta la 21 Oriente puede observarse la destrucción. Un montículo de escombros por cada calle es la imagen de la zona. Tubos de PVC y hasta llantas viejas forman parte de esta zona de guerra.


Los vecinos aseguran que el Soapap no regresará a arreglar las calles. Cuando cierran los registros que colocan o no dejan maquinaria, su trabajo ha terminado y ya no regresan a pavimentar lo que destruyeron.


Parches en el pavimento son la constante de toda la colonia Azcárate, pero los principales montículos de tierra y escombros se ubican en la 14 Sur y 3 Oriente, en la 16 Sur y 7 Oriente, en la 11 Oriente y 16 Sur, en la 15 Oriente y 18 Sur y en la 13 Oriente y 14 Sur.


Cerca de la zona, aunque no ubicada en el área que parece zona de guerra, en la avenida 14 Oriente se encuentran grandes boquetes. El asfalto es relativamente nuevo, pues fue colocado en 2007. Sin embargo, los materiales caen a pedazos.


En la 27 Oriente, entre 14 y 16 Sur, en esta franja colocaron asfalto sobre otro que ya existía y que estaba deteriorado, por ende, el que colocaron encima también se deterioró y hoy está completamente lleno de baches.

 

Las calles no duraron ni dos años


De acuerdo a una nota de Javier Puga —publicada en La Jornada de Oriente—, en septiembre de 2007 se invirtieron más de 50 millones de pesos para la reparación de distintas vialidades, entre éstas la 14 Sur, 2 Oriente, 4 Oriente, 26 Norte y 31 Oriente. Estas vialidades corresponden a las mismas que presentan en este año un severo problema de baches. Es decir que, en sólo dos años, se han dilapidado una parte de la inversión millonaria de más de 50 millones de pesos.


En lo que va de este 2009, se han cubierto cerca de 90 mil baches. Sin embargo, tan sólo en lo que falta de la temporada de lluvias, es decir un mes, se estima que surgirán cerca de 50 mil nuevos cráteres. Sin embargo, datos del ayuntamiento revelan que se han cubierto 50 mil metros cuadrados. Por año, en promedio se utilizan 50 millones de pesos para el programa de reparación de avenidas.


El secretario de Gestión Urbana y Obra Pública, Jorge Antonio Rodríguez y Morgado, en septiembre anunció un programa de bacheo. En la rueda de prensa para la presentación de la estrategia, dijo que los cráteres en el pavimento corresponden a dos factores: las intensas lluvias y la ruptura de los drenajes del Soapap, que terminan cediendo a la presión del agua, causando los hundimientos.


De acuerdo a la Secretaría de Gestión Urbana, la capital del estado tiene un total de 40 millones de metros cuadrados de pavimento y más de la mitad se encuentra dañado. En octubre 20 brigadas “tapa-baches” salieron a las calles para trabajar con un bacheo en frío.


La inversión utilizada, y que al Soapap no le ha importado dado que destruye calles con el pretexto de supuestas reparaciones, asciende a 5 millones de pesos adicionales a lo que ya ha empleado la Comuna para tapar 203 mil metros cuadrados, que son unos 95 mil baches.


Desde la administración municipal pasada, el Soapap ha actuado con negligencia en sus reparaciones. Al final de su trienio, el exedil Enrique Doger reveló que al menos 70 por ciento de los baches que existen en la ciudad de Puebla es producto de fallas hidrosanitarias en las redes del Soapap.

 

Trabajadores mueren sepultados

 

Daniel Hernández Cruz

 

Dos trabajadores murieron sepultados y uno más resultó lesionado luego de que un alud de tierra les cayera encima mientras realizaban trabajos de instalación de drenaje en la colonia El Valle.


Los hechos ocurrieron ayer a las nueve de la mañana. Los trabajadores de la empresa 2002, contratada por el Soapap para realizar obras de drenaje en la calle Valle de Bravo, se encontraban en el interior de la zanja cuando la tierra se les cayó encima, aunque las autoridades no han determinado si fue un error de los trabajadores o negligencia por parte de la empresa.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas