Lozano planea estrategias de campaña del PAN


Reconoce el secretario del Trabajo que para eso se reunió con Rafael Micalco

 

El funcionario federal aseguró que no ocupará los recursos de la dependencia para apoyar a su partido en las elecciones de julio, y se negó a dar más detalles del encuentro con el líder estatal del PAN, argumentando que la reunión “fue privada”


Miguel Ángel Cordero

 

Javier Lozano Alarcón, secretario del Trabajo y Previsión Social, dijo que en la reunión del lunes por la noche con el presidente del PAN estatal, Rafael Micalco Méndez, discutieron respecto al proceso electoral y el panorama político en Puebla para este año. Pero a pesar de que se comprometió a no utilizar su dependencia para promover al partido, se remitió a alabar las bondades económicas heredadas por el Gobierno federal panista durante la entrega de los Premios Nacionales al Trabajo 2008.


En rueda de prensa, después del evento, reiteró que la plática que sostuvo con Rafael Micalco en el restaurante Chimichurri, fue en torno al escenario político que existe en la entidad para el PAN.


Mencionó que en el encuentro planeó junto con el líder estatal la estrategia a seguir en las campañas electorales. Empero, aseguró que no ocupará los recursos de la dependencia para apoyar estas campañas. No abundó más en el encuentro, a pesar de los cuestionamientos, debido a que “la reunión fue privada”.


Cuando se le cuestionó respecto a la violación a la ley en la que podría incurrir de continuar con este tipo de reuniones, respondió:


“Estoy en mis tiempos libres. Cuando dije que no habría una labor partidista de parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que dirijo, me refería a los momentos en los que trabajo. Pero en mis tiempos libres, mis derechos políticos me permiten reunirme y apoyar al partido que pertenezco.”


El apoyo que refirió en la rueda de prensa, fue evidenciado con el discurso que pronunció después de la entrega de los reconocimientos nacionales al comparar las dos crisis económicas que más recientemente ha enfrentado el país: la de 1994 y la presente. Su intención fue presumir que la administración federal panista consiguió enfrentar de una mejor forma la recesión actual, que el PRI cuando gobernó hace 14 años.

 

Lisonjas albiazules

Lozano Alarcón aseguró que la actual crisis económica mundial es la más grave de los últimos 80 años, pero el Gobierno federal ha logrado colocarse en una mejor posición ante este problema, debido a que la deuda externa se redujo. En 1994, indicó, la deuda representaba 24 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), actualmente sólo 2.8 por ciento.


“Antes, el pago de la deuda tenía plazos de un año. Ahora el plazo se extendió a seis años. Incluso las reservas nacionales son de más de 82 mil millones de dólares, tres veces más que el monto de deuda y esto reduce el paro cambiario”, manifestó.


Este comentario, dicho ante el gobernador Mario Marín Torres; el secretario del Trabajo y Competitividad, Pericles Olivares; de Desarrollo Económico, José Antonio López Malo; la alcaldesa, Blanca Alcalá Ruiz; y el rector de la UAP, Enrique Agüera Ibáñez. Todos priistas.


Javier Lozano continuó con la comparación entre el Gobierno federal panista y priista al decir que antes el Banco de México era una institución dependiente del Gobierno federal, pero ahora es un organismo autónomo.


“Con todo ello, hoy la crisis toma mejor parado a México. Hay un optimismo, sí, pero es un optimismo documentado”, aseveró el titular de la STyPS.


Aunque aceptó la caída del empleo en el país durante 2008, principalmente en Chihuahua, Baja California Sur y Norte, Coahuila y Sonora —lo que representó la caída del poder económico de los estados del norte y el sostenimiento económico cedido a las entidades del sur—, dijo que el Gobierno panista destinará mil 300 millones de pesos al Servicio Nacional de Empleo y 2 mil 200 millones de pesos al empleo temporal. “Dicho recurso no habría podido entregarse en la crisis de 1994, pues mientras ésta la recibió México por contagio, hace más de una década fue provocada por medidas económicas erróneas.” Nuevamente el golpe al PRI.


Llevó su comparación al punto de decir que en el peor de los escenarios de la actual recesión, se prevé la pérdida de 340 mil empleos, en tanto que en 1994 se perdieron más de 900 mil empleos. “Pero el Gobierno federal destinará apoyos para 700 mil trabajadores y dos terceras partes del presupuesto de la secretaría irá a este rubro. Tenemos el recurso para otorgarlo.”


El mandatario poblano le contestó al funcionario federal a través de su mensaje, al decir que las crisis plantean retos que ponen a prueba las voluntades, a las instituciones, las vocaciones y los compromisos y que la misma debe mantenerse ajena a intereses partidistas.


Aseguró que la crisis representa una oportunidad para que más allá de partidos políticos u otros intereses, los mexicanos trabajemos en la dirección correcta y salgamos adelante.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas