Tratantes de blancas operan en Tenancingo


Puebla es uno de los estados con mayor número de genocidas

 

La integrante del Centro de Estudios Sociales y Culturales “Antonio de Montesinos”, Raquel Pastor Escobar, aseguró que el Gobierno del estado y el poder Judicial no han cumplido debidamente con la protección hacia las mujeres

 

Miguel Ángel Cordero

 

Puebla y Tlaxcala son de los estados con mayor número de bandas de tratantes de blancas y genocidas. Tan bien identificados están los proxenetas que la integrante del Centro de Estudios Sociales y Culturales “Antonio de Montesinos”, Raquel Pastor Escobar, precisó que los delincuentes tienen su centro de operaciones en el municipio de Tenancingo.


Aunque no precisó el número de mujeres y niñas que son enganchadas para ejercer la prostitución, aseguró que el Gobierno del estado y el poder Judicial no han cumplido debidamente con la protección hacia las mujeres.


Advirtió que las víctimas de Puebla y Tlaxcala son llevadas a Chicago, Nueva York y Miami. “La trata y el tráfico de personas es un fenómeno que va en aumento, derivado principalmente de la pérdida de valores y de la situación económica”, explicó la investigadora.


Puebla ha sido considerada como uno de los mayores centros de reclutamiento de mujeres y niñas para trata con fines de explotación sexual, en el plano nacional e internacional, pues incluso las víctimas son exportadas a la unión americana.


Un común denominador en América Latina, explicó Pastor Escobar, es la falta de recursos; “se ratifican convenciones, tratados internacionales, se crean leyes, reglamentos”, pero estos de nada servirán si no se visibiliza el fenómeno.


Dijo que en el caso de México la heterogeneidad de las legislaciones estatales impide el acceso a la justicia para quienes son víctimas de trata. De hecho, en muchos estados no está tipificado como delito.


“Ello ha dado lugar para que los niveles de corrupción sean tan altos; las redes de tratantes tienen más campo de acción dependiendo del estado de la República donde se encuentren; existen diferentes sanciones para este delito”, lamentó.


Otro problema en común, manifestó la integrante del Antonio Montesinos, es la falta de estadísticas sobre el tema. Es un delito poco denunciado, por lo que existe un subregistro en el número de niñas, mujeres y niños que son víctimas de trata para diversos fines.


Los únicos datos disponibles son los consignados en informes oficiales, en su mayoría realizados por Estados Unidos o por los relatores de Naciones Unidas sobre el tema, pero con datos proporcionados por el gobierno.


Justamente estos datos fueron ofrecidos por Raquel Pastor en la Universidad Iberoamericana, ayer. Además de precisar que las victimas de Puebla y Tlaxcala son llevadas a Chicago, Nueva York y Miami; los perjudicados por este delito en Guadalajara y Tijuana son llevados a San Francisco.

 

Las dos formas mediante las cuales seducen a las jóvenes menores de edad consisten en enamoramiento o protección ofrecida, precisó la encargada del Centro de Estudios Sociales.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas