Violeta Lagunes denuncia guerra del PRI vs Rafa


Dicen que quieren bajarle la popularidad al senador panista


 

Miguel Ángel Cordero

 

La amiga del senador Rafael Moreno Valle, Violeta Lagunes Viveros, culpó a la dirigencia estatal del PRI —que preside Alejandro Armenta Mier— de orquestar una campaña en contra del panista con el fin de difamarlo para frenar su popularidad en la carrera política de 2010, pues la delegada de la Secretaría del Trabajo negó que el aspirante a la gubernatura le hubiera facilitado al empresario impresor Armando Prida Huerta contratos con la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos por casi 50 millones de pesos.


La también diputada federal con licencia —que solicitó para conseguir la delegación federal— dijo que Moreno Valle siempre ha actuado con legalidad, por lo que consideró improbable que favoreciera contratos a una empresa que ya había sido inhabilitada. “Aunque eso, no me consta”.


No obstante, admitió la cercanía de Moreno Valle con la líder moral del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, y José Fernando González Sánchez, subsecretario de Educación Básica Federal, aunque agregó que no por ello debería inculpársele de la entrega de los acuerdos millonarios de la Conaliteg hacia Prida Huerta.


“Yo no creo que cualquier relación que pudiera tener la maestra Elba Esther Gordillo con la cuestión de la educación signifique negociaciones. Por eso, Rafael Moreno Valle no pudo tener culpabilidad. ¿Tienes idea de todas las personas con las que tiene contactos?, sólo en su comida fueron más de ocho mil personas”, presumió la funcionaria.


Lo anterior pese a que Cambio publicó documentos oficiales de transparencia en los que se asienta que los 51 contratos que el dueño del diario Síntesis consiguió fueron adjudicaciones directas o por invitación a sólo tres empresas.


Violeta Lagunes culpó a todos los priistas, encabezados por Alejandro Armenta Mier —aunque dijo que es “no muy inteligente”— para haber planeado la estrategia contra el senador panista ayudado por otros representantes del partido tricolor.


“Me encanta el miedo que muchos políticos le traen al senador Rafael Moreno Valle. Es como cuando yo de chica oía que le echaban a la masonería la culpa de todo”, manifestó la panista.


La delegada se lanzó contra “todos los medios de comunicación” al decir que todos reciben órdenes de ataque al senador. Sin embargo, no se atrevió a precisar de quién proviene los supuestos ordenamientos.


Incluso retomó el caso de Sitma, asegurando que no hubo pruebas que inculparan a Moreno Valle en la recepción de donativos por parte del grupo inmobiliario, esto pese a que Cambio publicó la lista de beneficiarios económicos oficial del PAN entregada al IFE.


“Son todos los medios de comunicación los que siguen promoviendo el ataque en su contra (…) de todo un partido político llamado PRI y de sus intereses personales ¿grupos políticos? Que hueva, no voy a desentrañar los grupos políticos de ese partido. No soy la vocera del PRI”, dijo.


— ¿Entonces fue Mario Marín quien lanzó el ataque?— se le preguntó


—No soy la vocera de Mario Marín —respondió—. Como gobernador e institución lo respeto, pero me queda claro que hay pruebas de que quieren desacreditar al senador Moreno Valle. Ahora él es el blanco de los ataques.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas