Jorge Velasco le responde a Prida


Nunca estuve en la cárcel, revela


El ex director de la Conaliteg afirma que se probó que Armando Prida Huerta a través de su empresa Encuadernaciones de Oriente inflaba los costos de producción y del papel

 

Miguel Ángel Cordero

 

Armando Prida miente, señaló enérgico Jorge Velasco y Ramírez, exdirector de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito (Conaliteg). El funcionario perseguido por el dueño de Síntesis argumentó su defensa: “nunca logró meterme a la cárcel porque se probó que sus empresas inflaban los costos de producción y del papel”. Incluso de acuerdo a datos de la Contraloría en su gestión hubo un ahorro de mil 600 millones de pesos al aplicar nuevos criterios de ahorro en el organismo, lo que culminó en la inhabilitación de la razón social Encuadernaciones de Oriente.


Velasco y Ramírez desnuda al personaje. “Que sea ahora el acérrimo defensor de la libertad de expresión es totalmente ridículo porque las cosas de las que me ha acusado es que no le dábamos contratos porque queríamos acabar con su periódico, ja. Yo creo que ha de ser el New York Times o una cosa así”, ironizó al tiempo que detalla el modus operandi del dueño de Síntesis. “Cuando no obtiene algo por la vía legal, ataca con libelos, como el que mandó a escribir con José Martínez, su sicario”.


Y respecto a las asignaciones directas que Prida recibió entre 2008 y 2009 por un monto de casi 50 millones, afirmó que no le consta la intermediación del senador Moreno Valle, pero que es cierto que el yerno de Elba Esther Gordillo, José Fernando González Sánchez, es miembro del Comité de Adquisiciones del organismo en su calidad de subsecretario de Educación Básica.


Recordó que la cólera de Prida Huerta se desató en su contra por haber demostrado que el empresario inflaba los costos de los libros de texto. A causa de ello, lo demandó: “Pero el proceso jurídico que emprendió no fue correcto, tanto que logramos ganar el juicio”.


Entrevistado por Cambio, Jorge Velasco y Félix rechazó que en algún momento de su vida pisara la cárcel, como informara Síntesis y Fundalex. En contraste, sí quedó comprobado el robo que intentó hacer el dueño de Síntesis y Magno Graf a la (Conaliteg), de acuerdo a las revisiones de la Secretaría de la Función Pública, antes Contraloría Federal. “Es una soberana mentira (que fuera apresado)”.


Jorge Velasco dijo que Prida Huerta publicó sin cuidado información en su contra debido a que no se le cedían los contratos de manera directa y solapando las carestías del material.


Dijo que de acuerdo a datos de la Contraloría Federal y la Función Pública, se ahorraron más de mil 600 millones de pesos —con lo cual se hicieron 10 programas educativos debido a la fuerte cantidad de dinero ahorrada— por no haber contratado los servicios de las empresas de Prida, Magno Graf y Encuadernaciones de Oriente. Más aún, ambas recibieron una multa de 1.3 millones de pesos.


La forma en la que el impresor poblano inflaba los costos de producción fue el motivo de que se le negaran los contratos, aunque tal rechazo fue interpretado por Armando Prida como una persecución en contra de Síntesis y sus empresas.


No obstante, Velasco y Félix manifestó que la Conaliteg decidió que el precio del papel fuera establecido por los fabricantes de celulosa para desarrollar un valor internacional, ya que este era el material más caro. Incluso este precio es determinado por los estudios de los ingenieros químicos Pulmatec que trabajan con la fibra para desarrollar papel.
Los libros que deseaba vender Prida Huerta eran más caros respecto al precio establecido y entonces, por dicha afrenta, inició la demanda contra el ex director de Conaliteg.


“Los libros de Texto gratuito no deben ser motivo de lucro para nadie, consecuentemente se tienen que establecer los sistemas adecuados en las bases de licitación para que no se lucre con los libros de texto (…) pero se molestó por estos criterios establecidos”.


El precio de los textos de manera universal es fijado para que los gastos de la Comisión no sean excesivos. Sólo 30 millones de ejemplares puede la Conaliteg imprimir, cuando son 300 millones los libros requeridos anualmente. Por ello, explicó Jorge Velasco, se comparan los precisos de los concursantes. Prida y sus empresas no fueron “perseguidas” sino que ni siquiera fueron tomadas en cuenta por sus excesivos costos de producción. “Esto le molestó a esa gente y nos demandaron”.


Además de este intento de robo, Jorge Velasco ratificó lo que ha publicado Cambio en esta semana en el sentido de que el dueño de Síntesis mentía en los documentos entregados a la Conaliteg para adjudicarse contratos consiguiendo de esta forma contratos millonarios.


El texto al que se refiere Velasco es una obra de José Martínez publicada en 2004 y editada por la Universidad Autónoma de Puebla (UAP). Martínez es el mismo autor de la obra Prensa Negra editada por Armando Prida para golpear a los periodistas Mario Alberto Mejía y Arturo Rueda.


Así, Jorge Velasco confirmó que la técnica usada por Armando Prida cuando no consigue por la legalidad un castigo para sus enemigos es a través de la publicación de libelos, cuyo contenido se llena con “soberanas mentiras”. Bajo la misma estrategia, el dueño de Síntesis llenó su página http://casoconaliteg.com/, pues no ganó el juicio.


Aunque los 12 ex funcionarios de la Conalitreg involucrados en el caso ya libraron la demanda que Prida les impugnó, siete de ellos perdieron su trabajo por la calumnia y continúan buscando la restitución del daño. “Hasta hipotecas tuvieron que hacer los trabajadores para pagar los abogados por culpa de este caballero (Prida). Un caso desafortunado”.


A pesar de haber perdido su demanda, Prida publicó en la página de internet mencionada que: “En fecha 8 de noviembre del 2007, el Agente del Ministerio Público de la Federación ejercitó acción penal en contra del Director General de la Conaliteg en el sexenio del Presidente Vicente Fox Quesada, Licenciado JORGE VELASCO Y FÉLIX y 10 colaboradores más, incluyendo servidores públicos del Órgano Interno de Control de dicha entidad federativa, dependiente de la Secretaría de Educación Pública”.

 

Carlos Ramírez confirma
dupla Prida y Moreno Valle

 

A través de su columna Indicador Político, el periodista Carlos Ramírez confirmó el triangulo Armando Prida - Moreno Valle- Elba Esther, en la cual acusó al dueño de Síntesis de recibir contratos millonarios de manera directa para sus empresas y sumó a dicho caso irregularidades en la impresión de la prueba Enlace.


En su columna del viernes, Ramírez señala: “por intervención directa de su yerno Fernando González, subsecretario de Educación Básica, la lideresa del SNTE benefició al editor poblano Armando Prida con contratos de asignación directa por casi cien millones de pesos, a cambio del apoyo de los periódicos de Prida a favor del precandidato del PAN a la gubernatura poblana Rafael Moreno Valle.


“Prida alegó entonces violación de la libertad de expresión, pero ahora se sabe que se trató solamente de negocios. Pero Prida usó organismos para defender la libertad de expresión para perseguir al anterior director de Conaliteg, Jorge Velasco. Pero al final se demostró que efectivamente Velasco tuvo razón y sí hubo irregularidades en los anteriores contratos”.


Carlos Ramírez también denunció que de acuerdo con las reglas para contratos de impresión de la prueba Enlace, existió la prohibición expresa establecida en el artículo 50 de la Ley de Adquisiciones y Servicios del Sector Público para no recibir propuestas de personas físicas o morales que "hayan sido declaradas en suspensión de pagos, estado de quiebra o sujetas a concursos de acreedores". Las empresas de Prida, Encuadernaciones de Oriente y Litografía Magno Graf, se encuentran actualmente en dicha situación.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas