Propuesta de PC mejor que la del PT


Iniciativa del IEE quita facultades al consejero presidente


La iniciativa del PT no presenta nada novedoso, la de Convergencia propone regular los medios escritos de comunicación y los programas de televisión, ambos conceptos no están controlados a nivel federal


Selene Ríos Andraca

 

Los coordinadores de las bancadas del Partido del Trabajo y de Convergencia presentaron sendas iniciativas para reformar el Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla (Coipep) y mientras la propuesta petista establece los cambios mínimos, la convergente critica la reforma electoral de la Constitución de México y propone regular la propaganda en los medios escritos de comunicación y sancionar a los partidos políticos que se promocionen en telenovelas.


La iniciativa del petista Manuel Fernández carece de nuevas propuestas o de algún punto novedoso, a diferencia de las presentadas por las fracciones del PRD, Nueva Alianza y Acción Nacional.


La realizada por Carolina O’Farril inicia con una crítica a la reforma electoral aprobada por el Congreso de la Unión en noviembre de 2007, ya que establece que el único objetivo de la misma es desaparecer a los partidos minoritarios y establecer un sistema político bipartidista, como el de Estados Unidos.


“Por eso manifestamos nuestro desacuerdo cuando ha quedado al descubierto que la intención de la reforma electoral del 2007 era que desaparecieran las fuerzas emergentes y lamento que el PRD no haya querido, a pesar de que se les dijo muchas veces, entender y escuchar que los estaban llevando a una trampa.”


Una vez, Carolina O’Farril calificó las modificaciones a la Constitución de México en materia electoral como una regresión, misma que según ella, se evidenció el pasado 5 de julio con el proceso electoral para renovar a los integrantes de la Cámara Baja.


Pese a sus críticas a la reforma, sobre todo por el control de los tiempos en radio y televisión de parte del Instituto Federal Electoral (IFE), Carolina O’Farril votó a favor de la adaptación de la Carta Magna poblana el pasado 12 de febrero, incluso contrariando a su dirigencia nacional.


“La elección federal 2009, se llevó a cabo en el marco de una reforma electoral regresiva que se logró sin el consenso de todas las fuerzas políticas y que fue diseñada sólo para repartirse partidocráticamente (sic) los tiempos de radio y televisión, orientada a construir las bases de un bipartidismo, lo cual no lograron, pues en el caso específico de Convergencia detectamos que desde Los Pinos hubo toda una operación para sembrar en los medios la sensación de que Convergencia iba a perder el registro, pero hay 860 mil votos que dicen que Convergencia es una voz que debe seguir siendo escuchada.”


Aunque reprocha que el Instituto Federal Electoral controle el acceso a los medios de comunicación durante las campañas de parte de los partidos, la legisladora de Convergencia propone regular los medios escritos.


“Artículo 45, fracción I agregar un segundo párrafo al inciso c: Financiamiento público para el acceso a los medios de comunicación escritos, no regulados por la Constitución Federal como competencia del Instituto Federal Electoral.”


También propone que en el artículo 47 del Código Electoral, se integre una nueva fracción para aumentar el financiamiento público para el acceso a los medios de comunicación.


“A fin de propiciar el acceso equitativo a medios de comunicación social, se otorgará una cantidad adicional, que será resultado de calcular un quince por ciento del monto total del financiamiento público a que se refiere la fracción I del presente artículo y que se distribuirá de forma igualitaria entre los partidos políticos nacionales y estatales, en su caso, con las restricciones que señala la Constitución Federal y las normas aplicables.”


Una de las vertientes más interesantes que presenta Convergencia es la adición del delito de “fraude electoral” a aquellos partidos políticos que se promocionen en programas de televisión o telenovelas.


“Comete fraude electoral aquel partido que utilizando argucias promocionales o noticiosas, mediante propaganda de cualquier producto o programas como las telenovelas, influya en las preferencias electorales hacia algún partido político.”

 

Propuesta del IEE limita
al consejero presidente
El jueves pasado, el Instituto Electoral del Estado remitió al Congreso local su opinión para reformar el Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla que prácticamente limita las funciones del consejero presidente, en respuesta a los problemas de Jorge Sánchez Morales con los convenios que ha establecido a discrecionalidad con los medios de comunicación.


La propuesta del organismo electoral, elaborada tras varias mesas de trabajo entre los consejeros locales, establece la creación de un Comité de Transparencia y de una Dirección de Planeación Estratégica y Desarrollo Institucional.


El documento, que se encuentra ya en discusión en la Comisión de Gobernación, reduce las facultades del vocal del Instituto Electoral del Estado y señala que todas las decisiones de publicidad, campañas propagandísticas, auditorías y planeación de procesos deberá ser aprobado por el Consejo local, y no será a discreción por el consejero presidente en su papel de vocal ejecutivo.


Por ejemplo, los convenios de publicidad del instituto con los medios de comunicación deberán ser aprobados por el Consejo local; así mismo el contenido de la campaña de motivación al voto y la institucional.


Los informes del presidente deberán contener las auditorías externas e internas realizadas al manejo de los recursos del organismo, y deben ser conocidas en su totalidad por el Consejo General.


La única facultad que le dejan al consejero presidente es la de salvaguardar el buen manejo de recursos públicos y la correcta aplicación del presupuesto en los objetivos planteados y aprobados por el Consejo General.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /

 
 
Todos los Columnistas