Regaño en los pinos


Crónica


Daniel Lizárragan / Apro

 

Apenas despuntaba el sol esta mañana de lunes en la capital del país, cuando el líder nacional del PAN, Germán Martínez, llegó a la residencia oficial de Los Pinos para reunirse en privado con el presidente Felipe Calderón luego de la estrepitosa derrota que les propinó el PRI al ganar la mayoría de curules en la Cámara de Diputados y cinco de las seis gubernaturas en disputa.


Alrededor de las 8:00 horas, el vehículo en el que se transportaba Germán Martínez pasó sin problemas las vallas metálicas colocadas por el Estado Mayor Presidencial (EMP) y se dirigió, calle abajo, hasta llegar a la puerta número 4, por la que normalmente acceden las personas que tienen cita con el presidente los días que despacha en su oficina, dentro de la Casa Miguel Alemán.


Pero este no era un día cualquiera. Desde diciembre pasado Felipe Calderón ubicó como su primer objetivo político conseguir la mayoría de los sitios disponibles en la Cámara de Diputados a fin de que sus iniciativas de ley pudieran salir adelante con mayor prontitud. No obstante, las cifras con las que llegó Germán Martínez a Los Pinos apuntaban exactamente al revés: El panismo pasó de tener 237 diputados a sólo 106 legisladores, perdiendo, además las gubernaturas de Querétaro y San Luis Potosí.


La visita de Germán Martínez a Los Pinos se manejó con hermetismo dentro la casa presidencial. Una noche antes, mientras los medios de comunicación confirmaron el triunfo del PRI, la Coordinación de Comunicación Social informó que Calderón sólo tendría “actividades privadas”, sin mencionar que el líder nacional del PAN estaría en Los Pinos a la mañana siguiente.


Cuando la noticia sobre la presencia de Germán Martínez se filtró al portal del periódico Reforma, el Estado Mayor Presidencial impidió por algunos minutos que los reporteros se apostaran frente a la puerta 4 de Los Pinos, como normalmente lo hacen cuando hay visitantes distinguidos.


El cabo José Escareño impidió el paso de los reporteros  hasta en tanto no fuera notificado por los altos mandos castrenses que estuviera por ahí alguien de la Coordinación de Comunicación Social, encabezada por Max Cortazar.


Una vez que llegó la autorización del alto mando, el general Jesús Castillo, pasaron incluso las cámaras de televisión. Sin embargo, de poco sirvió, toda vez que Germán Martínez no salió por la misma puerta 4, como todos los visitantes. El EMP le abrió pasó por alguna de las puertas que dan hacia el bosque de Chapultepec o la avenida de los Constituyentes para evitar que fuera interceptado por los reporteros.


Lo mismo sucedió con la coordinadora del PAN en las campañas de diputados y exsecretaria de Educación, Josefina Vázquez Mota. Ella arribó a Los Pinos alrededor de la 11:00 horas pero no pudo saberse con precisión su hora de salida, ya que su camioneta también fue conducida hacia alguna de las puertas en las que no hubiera reporteros o cámaras de televisión.


Durante el transcurso de este lunes por la misma casa presidencial circularon algunos de los secretarios de Estado: Agustín Carstens, de Hacienda; Georgina Kessel, de Energía; de Salud, José Ángel Córdoba Villalobos, y de Economía, Gerardo Ruiz Mateos.


Después de 10 horas de su reunión matutina con el presidente Calderón, Germán Martínez anunció su renuncia a la presidencia nacional del PAN.

 

La campaña del PAN estuvo anclada en la figura de Felipe Calderón. En los spots así como en espectaculares, los panistas pidieron a los mexicanos apoyar al presidente en su guerra contra el narcotráfico. No obstante, esta estrategia se vino abajo estrepitosamente.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas