Penalidad del 20 por ciento si quieren su dinero: Sitma


Es la amenaza del grupo inmobiliario para impedir que los clientes retiren su inversión


Sergio Manuel Torres Manzano, director de mercadotecnia de la empresa, admitió esta estrategia y la justificó diciendo que “de algo” tienen que mantener a sus trabajadores administrativos

 

Miguel Ángel Cordero

 

Los empleados en sucursal de Sitma Grupo Inmobiliario se encargan de intimidar a los clientes que buscan retirar su dinero amenazándolos con cobrar una penalidad del 20 por ciento, de acuerdo con la cláusula nueve del contrato firmado con sociedad cuyas operaciones de captación de recursos han sido declaradas ilegales. Sitma, los asesores de este grupo inmobiliario han evitado que sus clientes-socios retiren sus ahorros, pues los amagan con cobrarles 20 por ciento de su dinero.


Cambio constató la estrategia utilizada por el grupo inmobiliario para evitar la desbandada de capitales. El gerente Juan Salvador Escobar Hernández explicó que la cláusula novena del contrato firmado multa al cliente restándole 20 por ciento de su dinero entregado, si requiere “dinero por alguna necesidad”.


Horas después, Sergio Manuel Torres Manzano, director de mercadotecnia de Sitma, admitió esta estrategia y la justificó diciendo que “de algo” tienen que mantener a sus trabajadores administrativos.

 

Un seductor embauco


Todas las oficinas de Sitma en Puebla parecen improvisadas. Sólo se encuentran los escritorios y no hay mayor mobiliario. Una televisión acá, un sillón allá.


Después de que la CNBV revelara en un comunicado que Sitma no tiene autoridad para fungir como intermediaria financiera, ejecutar funciones bancarias o captar recursos del público, los asesores de este grupo comienzan su explicación comercial repartiendo el boletín de la empresa respecto al comunicado de la institución federal.


“No cometimos fraude, porque no somos institución financiera”.Y comienza el asesor a promover sus estrategias en el sector de la construcción.


La principal táctica de ventas es presumir el desarrollo de las Torres de la Noria Bussisnes Center y los desarrollos inmobiliarios en otras ciudades como Querétaro y hasta Cuautlancingo.


La explicación del asesor, después de esta introducción, se concentra en la forma mediante la cual incrementará su capital el cliente.


A través de plazos de tres, seis, 12 y 18 meses, se ofrecen distintas utilidades que van desde 2.7 por ciento hasta 30.7 por ciento. Esto significaría que en el mejor de los casos un cliente podría invertir 30 mil pesos y recibir a plazo fijo de 18 meses, hasta 9 mil 210 pesos de ganancia.


Estas jugosas promesas son el gancho perfecto y evitan que el cliente pregunte respecto al costo que tendría retirar su dinero fuera del plazo comprometido, el cual es de 20 por ciento de la inversión total.


A través de una ficha de depósito en Bancomer o Santander y reuniendo el comprobante de domicilio y la credencial de elector, el cliente se convierte de inmediato en uno de los inversionistas de Sitma.

 

Pocos piden su dinero


Desde la mañana, clientes de distintos puntos de la ciudad y el estado acudieron a las sucursales para preguntar por la seguridad de su dinero. En las oficinas de Xanenetla y el Paseo Bravo, casi no había clientes.


Las oficinas de Grupo Sitma continuaron despachando de manera normal hasta las 6:30 de la tarde. Sólo en la sucursal de Plaza Dorada hubo más quejas contra el Grupo Inmobiliario.


Uno de los entrevistados en Bulevar 5 de Mayo 3126 señaló que no se enteró por los medios de comunicación de la llamada de atención que le hizo la CNBV a Sitma, pues no lo vio en TV Azteca. Explicó que fue uno de sus familiares quien le señaló la noticia y le indicó que podría haber un fraude.


“Esto es muy sencillo, me dijo mi cuñado, las marcas captan dinero y luego lo prestan. Me dijo que Invergroup lo hace a través de Creditisa. Por eso los quiere intervenir la CNBV, SHCP y Profeco, para que no siga creciendo su pirámide. Su reserva no garantiza nada, mucho menos si es ejidal y terrenos sin pagar, aun los deben.”


Otro de los clientes de la misma sucursal señaló que Sitma buscan quien les construya. “Por eso están abandonadas sus obras o no se venden, por jugarle al constructor. O lo que es peor, ponen casas de empeño para recuperar las tasas tan altas que dan.”

 

No obstante, no todos los comentarios fuero críticos. Una pareja de esposos de edad en plenitud, que acudieron a Xanenetla dijeron que recientemente compraron una casa de Sitma. “La verdad se me hace difícil pensar que estén haciendo algún fraude porque siguen construyendo en ese fraccionamiento, si quieren robar ya se hubieran ido.”

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas