Candidatos de AN proponen antidoping para funcionarios


Presentaron los resultados de sus pruebas y presumieron que salieron limpios


Alejandra Cabañas

 

Los cuatro candidatos panistas a diputados federales de los distritos de la entidad poblana, revelaron a los medios de comunicación los resultados de sus exámenes antidoping, y así constataron que se encuentran libres de drogas.


En conferencia de prensa, los candidatos albiazules señalaron que les parece viable reformar la Ley de Responsabilidad de Servidores Públicos, puesto que así sería obligatorio que todo funcionario público se realice una prueba toxicológica sin distinción alguna.


A pesar de que el jueves pasado, Rafael Micalco ya había exhortado al líder y a los candidatos priistas para que se hicieran la prueba antidrogas, los panistas fueron insistentes y exigieron que todos los candidatos de las diferentes plataformas políticas se realizaran el mencionado examen, puesto que necesitan confiar a la ciudadanía que se encuentran libres de alguna sustancia tóxica o que altere su sistema nervioso.


“Nos encontramos libres, limpios y listos para servir a la ciudadanía, las pruebas son contundentes. Hasta los laboratorios clínicos serios en donde nos realizamos la prueba pueden constatar que son certeros nuestros resultados”, enfatizó Eduardo Morales candidato albiazul por el distrito XII de la entidad capitalina.


Sus correligionarios Augusta Díaz de Rivera, Luis Mora y Myriam Arabian coincidieron en que si los deportistas son sometidos al antidoping, con mayor razón “es necesario que servidores públicos se lo hagan”.


Respecto a que sí tenían alguna “sospecha” por sus homólogos priistas de que consumieran alguna droga o estupefaciente, Luis Mora Velasco candidato por el distrito VI se limitó a responder que “con las pruebas se acaba con los sospechismos, y es lo que queremos, nosotros no sospechamos de nadie. Se trata de trabajar con congruencia y libres de drogas.”


Asimismo, Augusta Díaz de Rivera, candidata por el Distrito IX enfatizó que todos deben trabajar de manera honesta, sin un historial que “denigre su imagen y que dé nula confiabilidad a la ciudadanía”.

 

Por último, Morales Garduño aseveró que se someterán a cualquier prueba a la que sean exhortados, y están dispuestos a cualquier tipo de “monitoreo social”.

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas