PRI bloquea explicación sobre ola de violencia


Pepe Momoxpan incluye la invitación a la delegada de la PGR para exponer junto al gabinete estatal


El grupo parlamentario panista pidió la presencia de los secretarios de Gobernación y Seguridad Pública, así como del procurador, y el tricolor la consideró innecesaria ya que la explicación a los hechos violentos es la falta de empleo y la crisis económica


Selene Ríos Andraca

 

La aplanadora priista en el Congreso local rechazó la comparecencia de Mario Montero Serrano, Mario Ayón Rodríguez y de Rodolfo Igor Archundia, para que en su papel de encargados de la seguridad estatal explicaran los motivos del atentado en contra del personal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), así como el análisis sobre los ejecutados que han aparecido en la última semana en diferentes puntos de la entidad.


A petición del petista Pepe Momoxpan al punto de acuerdo se le incluyó una invitación cordial de parte del Legislativo para que también acudiera Imelda Cavildo Tello, delegada de la Procuraduría General de la República, para que respaldara las explicaciones sobre la ola desatada en el estado con un atentado contra personal administrativo de la PGJ y la aparición de ejecutados en la zona conurbada de la capital.


Eduardo Rivera, líder de la bancada del partido Acción Nacional, puso a consideración el punto de acuerdo ante el Pleno Legislativo para resolverlo de manera urgente, pero solamente fue respaldado por los ocho diputados panistas, el perredista Melitón Lozano y el petista Pepe Momoxpan, por lo que el mismo se turnó a la Comisión de Gobernación para su análisis.


En la semana más complicada de inseguridad que ha vivido Puebla en lo que va del año, los presidentes de las Comisiones de Gobernación y Seguridad Pública, así como de la Gran Comisión no se presentaron a la sesión. Pablo Fernández solamente acudió al pase de lista y se retiró, mientras que José Othón Bailleres y Gustavo Espinosa tenían ausencia justificada.


El argumento para impedir la comparecencia del secretario de Gobernación, de Seguridad Pública y del procurador de Justicia lo esgrimió el diputado priista Humberto Aguilar, quien aseguró que la ola de violencia es responsabilidad exclusiva de Felipe Calderón Hinojosa.


Aguilar Viveros comentó que los hechos violentos suscitados obedecen al desempleo, la crisis, el desvío de recursos de programas sociales para las campañas electorales, condiciones que ha generado Felipe Calderón en el primer trienio de gobierno.


Con ese pretexto, la bancada priista rechazó que los titulares del gabinete de Seguridad se presentaran a exponer ante los legisladores los análisis realizados en la administración marinista sobre los motivos del atentado al personal administrativo, que dejó como saldo nueve personas heridas de bala.


Las consideraciones del punto de acuerdo panista destacaban los ejecutados en Camino Nacional, el cual tenía un manuscrito con la leyenda: “Policía Metropolitana, chapulines, o se arreglan o se abren, la plaza nos pertenece C.D.G.Z”; el de San Mateo Cuanalá y el de San Francisco Ocotlán.


“Lamentablemente con los hechos anteriormente narrados se presume la alta incidencia delictiva en nuestro estado con hechos violentos, que hacen que la ciudadanía no tenga la seguridad de salir tranquilamente a las calles de la ciudad sin ser víctima de algún delito (…) Se hace urgente y necesario conocer los resultados de las políticas y programas que las autoridades responsables en la materia han implementado para disminuir los índices de criminalidad en nuestro estado, así como el esclarecimiento del origen de los hechos ilícitos aquí señalados y la aprehensión de los responsables”.


La primera petición del documento presentado y enviado a la congeladora de la Comisión de Gobernación dicta: “Se solicita a la Procuraduría (…) que investigue y deslinde responsabilidades a quienes resulten responsables de los hechos ocurridos en contra de elementos de la Policía Judicial y demás personas agredidas en la balacera del pasado 16 de junio, así como de los comicios cometidos en contra de las personas que se encontraron en las cajuelas de los automóviles”.


La segunda señala la comparecencia de los titulares de la Secretaría de Gobernación, Seguridad Pública y de la PGJ para informar sobre las acciones concretan que se han tomado para garantizar la tranquilidad de los poblanos.


La discusión sobre la comparecencia de los titulares del gabinete de Seguridad se prolongó por más de una hora, en la que los priistas culparon de las ejecuciones y del atentado a Felipe Calderón por su incapacidad para generar empleos y mejores condiciones para enfrentar la crisis.


Pese al acalorado debate en el que se repitieron acusaciones contra Calderón, la bancada tricolor rechazó la aprobación urgente del punto de acuerdo y fue enviado al sueño de los justos al gran escritorio de la Comisión de Gobernación.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas