Empujones y golpes provoca venta de boletos del Puebla


En menos de dos horas se terminan las entradas para ver a San Luis y América

 

Después de las 12 de la tarde los revendedores hicieron de las suyas, al subir el precio de los boletos al doble

 

Germán Reyes

 

Entre tumultos y golpes, en menos de dos horas, ayer en las puertas del estadio Cuauhtémoc se agotaron los boletos para ir a los partidos donde el Puebla se enfrentará a San Luis y América el próximo 15 de marzo y cinco de abril respectivamente.


A pesar de que la Directiva camotera implementó un dispositivo de seguridad para evitar la reventa no consiguieron su propósito, pues se podían conseguir boletos al doble de su costo inicial fuera de las taquillas del estadio.


Este miércoles, la venta de boletos comenzó a las 10 de la mañana, pero hubo personas que decidieron irse a dormir a las afueras del inmueble del estadio Cuauhtémoc, y algunos otros llegaron alrededor de las siete de la mañana para formarse en la interminable fila que desde esa hora ya existía.


Para las ocho de la mañana ya se contaba con un gran número de personas que esperaban con ansias la apertura de las taquillas, para así poder conseguir el boleto para los encuentros del Puebla en contra de San Luis y América —de jugarse los días 15 de marzo y 5 de abril—.


Ya para las 11 de la mañana la gente comenzó a molestarse, debido a que se avanzaba muy lento en la fila, pues había aumentado de manera considerable el numero de personas que querían obtener una entrada, y fue a esa hora que se empezó a suscitar el conato de bronca e incluso se tuvo que pedir la ayuda de la Policía Auxiliar para que la venta de entradas se llevara con calma, porque algunos aficionados gritaban: “No es justo, ya llevamos dos horas formados y aún no pasamos, ¡queremos un boleto!”.


Algunos aficionados de Puebla salieron desilusionados por dos causas: la primera porque la Directiva abrió una sola taquilla para atender a por lo menos 200 camoteros que querían obtener una entrada y la segunda, porque había inchas que pagaban para meterse a la fila en las instalaciones del estadio Cuauhtémoc.


Cabe mencionar que el boletaje se terminó ya para el medio día y muchos de los aficionados que esperaban por un boleto se quedaron sin él.


Entre gritos y empujones pedían a la Directiva que se les diera la oportunidad de tener el boleto para el partido del día domingo sin obtener respuesta alguna, por lo que muchos de los presentes se retiraron muy molestos de la taquilla interna de la puerta dos del estadio Cuauhtémoc, mientras que a otros no les quedó más remedio que conseguir una entrada con los revendedores.


Estos, como siempre, buscaron la manera de burlar la seguridad del estadio y se colocaron afuera del mismo para hacer de las suyas. De este modo, comenzaron la reventa subiendo los precios de manera excesiva.


Los boletos más baratos correspondientes a las rampas, iban de 100 pesos (precio normal) hasta los 300 pesos, los de sol general de 230 pesos se vendían hasta en 460, sol preferente de 360 pesos se vendía hasta en 700 y los de 700 llegaban hasta los 900 y mil 200. Se espera que conforme pase el tiempo, principalmente para el encuentro Puebla-América, los revendedores puedan incrementar más los precios de las entradas.


Por otra parte, desde el ascenso del equipo en el año 2007, la venta de localidades del conjunto camotero no veía una demanda tan grande como la que se llevó a cabo ayer por la mañana, e incluso el director técnico del Puebla de la Franja, José Luis Sánchez Solá, comentó que en el tiempo que lleva al frente de los camoteros, nunca había visto algo así.


Además, el Chelís expresó su agradecimiento hacia la afición por estar tan comprometida del equipo, no sólo por el lleno que se espera para el siguiente partido como local del equipo sino por el apoyo que ha mostrado desde el comienzo de la temporada en la que las entradas han sido de no menos de un cuarto del cupo total del estadio Cuauhtémoc y finalmente mencionó que espera poder recompensar ese gran apoyo con un triunfo, mismo que se le ha negado en todos los partidos que se han jugado como local y posteriormente con la salvación del equipo.


De esta manera se ha asegurado un lleno espectacular para el partido del próximo domingo y para el del 5 de abril, en el que como en los buenos tiempos, seguramente habrá que llegar muy temprano para asegurar un asiento y de lo contrario habrá que buscar un lugar en las mismas escaleras del inmueble para poder disfrutar.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas