Desconoce el Gobierno cuánto costaría la refinería


Puebla no presentará proyecto económico en el foro de mañana


El Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos capítulo Puebla valuó en dos mil 400 millones de dólares el costo que tendría la refinería de establecerse en la entidad y rechazó que el puerto seco La Célula sirva para el establecimiento de la planta


Miguel Ángel Cordero

 

El secretario de Gobernación, Mario Montero Serrano, reconoció que el Gobierno del estado no sabe cuánto costaría la instalación de la refinería anunciada por el presidente Felipe Calderón, pues dijo que “eso es responsabilidad de Pemex”. No obstante, los otros nueve estados que participan en la carrera por la inversión millonaria de la paraestatal sí han presentado un proyecto económico.


En contraparte, el Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos capítulo Puebla (IMIQ) valuó en dos mil 400 millones de dólares el costo que tendría la refinería, de establecerse en la entidad, y rechazó —junto con la Canacintra— que el puerto seco La Célula sea una atractivo de inversión o que sirva para el establecimiento de la planta.


Entrevistado respecto al tema, luego de una reunión de seguridad con comerciantes, el funcionario estatal le turnó la responsabilidad de esta valoración a Pemex al de decir que el análisis lo hace la paraestatal y que el Gobierno no tiene injerencia en ello.


Sin embargo, esta declaración contrasta con las propuestas económicas que sí han hecho los gobernadores de otras entidades. Así, sólo Puebla es la única entidad de las 10 que buscarán obtener la nueva planta de la paraestatal sin presentar un proyecto económico.


Ayer, Cambio publicó las propuestas económicas de los distintos mandatarios. Precisamente el Gobierno veracruzano tiene mayor fortaleza en este rubro, pues ofrece para quedarse con la refinería que la inversión necesaria sólo asciende a 637 millones de dólares.


Mientras los demás estados compiten con ofrecimientos técnicos y económicos, en Puebla se ha optado por deslindarse de responsabilidades y turnárselas a la paraestatal.


“La parte de inversión es de Pemex, nosotros no nos atrevimos a presentar una cifra”, dijo Mario Montero.


Más aún, los avances del proyecto poblano no serán publicados hasta que el gobernador mañana presente el mismo ante la Secretaría de Energía, funcionarios de Pemex y especialistas en la materia.


Por otro lado, Montero Serrano confirmó el espionaje que hizo el secretario de Desarrollo Económico (Sedeco), José Antonio López Malo, quien viajó a la ciudad de México para presenciar la pasarela de gobernadores y los cuestionamientos que recibieron de parte de Mario Molina, premio Nobel de Química.


Empero, el funcionario estatal dijo que no puede revelar la información del titular de la Sedeco, dado que transmitió toda la información directamente a Marín Torres. “No tenemos nada. Todo se lo está dando al gobernador directamente.”


Además, menospreció las declaraciones de algunos senadores en torno a que Pemex ya decidió el lugar para construir sus nuevas instalaciones y por ello era una pérdida de tiempo acudir a un foro.


“Quien puso el tema en la mesa fue el presidente de la República. Nosotros nos sumamos al foro convocado por él”, respondió ante el señalamiento.


A pesar de la falta de un estudio económico y su negativa a hablar del estudio técnico, insistió en que Puebla tiene todas las posibilidades de conseguir la inversión. Agregó que aunque hoy el gobernador presentará el proyecto en el Distrito Federal, la Segob no puede presentar algún avance.


Las propuestas económicas de las otras entidades colocan a Tuxpan y Tula como las primeras opciones de Pemex para colocar la nueva refinería. En Dos Bocas, el retorno de inversión (TIR) es de 15.1 por ciento, pero el costo de inversión se dispara hasta mil 134 millones de dólares, contra 852 millones de Tula y 637 millones de dólares en Tuxpan.

 

IMIQ y Canacintra desairan a La Célula

 

En el estudio técnico que le entregaron los empresarios de la Industria de la Transformación y el Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos capítulo Puebla (IMIQ) al gobernador, ninguna de las dos organizaciones incluyó a La Célula como una herramienta para atraer la inversión de la refinería. Es más, la asociación de químicos sí presentó una propuesta de cuánto costaría la instalación de la planta en Puebla: dos mil 400 millones de dólares.


De acuerdo al portal urbeconomica.com, el IMIQ consideró que los mejores lugares para la instalación de la refinería —al igual que Canacintra— son el complejo petroquímico de San Martín Texmelucan, del norte del estado e Izúcar de Matamoros.


La ventaja esgrimida por los científicos es que la mejor de estas opciones en San Martín, dado que se incrementaría la petroquímica nacional pues los productos de la planta de este municipio triplicarían su valor.

 

El diagnóstico del IMIQ reitera que es necesario conseguir una segunda refinería, ya que una sola no va a evitar la importación de grandes cantidades de combustible del extranjero.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas