Detienen a policías de Puebla en Oaxaca


Por escandalizar en vía pública en Huatulco


Según admitió Hugo Isaac Arzola Muñoz, los judiciales acudieron primero a Pinotepa Nacional para buscar al presunto homicida de una pareja de conserjes que fueron degollados dentro de un departamento ubicado a un costado del Colegio Puebla el 21 de septiembre del 2008, pero al no ubicarlo “para no despertar sospechas” salieron del poblado y fueron hacia Huatulco a “hacer tiempo”.


Edmundo Velázquez

 

Por escandalizar en vía pública en Huatulco, Oaxaca, tres agentes de la Policía Judicial de Puebla fueron detenidos por elementos de la Armada de México.


El comandante José Luis Hernández y los agentes Mariano Agustín A. Sánchez y Arturo Peregrino Cortés, junto con tres judiciales más, tenían por encargo la detención de Luis López Zárate, a quien se le señala como presunto responsable de las muertes de una pareja de conserjes que fueron degollados dentro de un departamento ubicado a un costado del Colegio Puebla el 21 de septiembre del 2008.


Los seis judiciales participaron en un altercado el viernes 13 cuando golpearon a un automovilista identificado por el diario El Imparcial de Oaxaca como Edmundo Clavel Ponce.


Y es que, según admitió Hugo Isaac Arzola Muñoz, en entrevista vía telefónica, los judiciales acudieron primero a Pinotepa Nacional para buscar al presunto homicida, pero al no ubicarlo “para no despertar sospechas” salieron del poblado y fueron hacia Huatulco a “hacer tiempo”.


Arzola aseguró que no hubo judiciales detenidos, sino que solamente pidieron que se identificaran, porque la gente se encontraba intranquila. Según medios de comunicación de Oaxaca, los judiciales salían del Hotel Rubí cuando golpearon el automóvil de Edmundo Clavel Ponce, quien al reclamar fue amedrentado a punta de pistola, lo golpearon e incluso le dispararon a su vehículo.


Los vecinos de la avenida Pérez Gasca reportaron el altercado y a las cinco de la mañana fueron detenidos los tres judiciales. Según el ofendido, ellos tres no eran los responsables por lo que fue imposible identificar a los verdaderos culpables, por lo que fueron liberados a las once de la mañana.


El titular de la Policía Judicial en Puebla insistió en que los agentes no fueron detenidos, e incluso rescató el hecho de que los agentes pudieron llevar a cabo la detención de Luis López Zárate.


El presunto homicida era exesposo de Juana Edith Arias Hernández, trabajadora del Colegio Puebla, de 36 años de edad. Juana Edith dejó a Luis López Zárate por Camilo Roberto López López de 43 años de edad, su compañero de trabajo.


De acuerdo a lo señalado por Arzola, Luis López Zárate cometió un crimen pasional para vengarse de su exesposa y Roberto López López a quienes encontró en un departamento ubicado a un costado del Colegio Puebla donde ambos laboraban como intendentes.

 

Por el modo en que fueron encontrados los cadáveres se presume que se encontraban viendo películas pornográficas a la vez que sostenían relaciones sexuales, como señala la averiguación previa número 81/2008 de la agencia Especializada en Homicidios.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas