Mata a su hijastra; No lo dejaba dormir


El padrastro tiene 23 años de edad y la menor tenía tres

 

Edmundo Velázquez

 

Marco Antonio García García, mató a su hijastra “porque no paraba de llorar y no lo dejaba dormir”. De apenas 23 años de edad, el padrastro mató a la niña Lizbeth García García de tres años de edad al interior de la casa que compartía con su esposa en el fraccionamiento Geo Villas San Jacinto, ubicado en la población de San Lorenzo Amecatla en Cuautlancingo, Puebla.


La niña y sus dos hermanos fueron encargados al padrastro por su pareja sentimental, quien lo dejó solo con los menores por una noche. Cuando volvió a las nueve de la mañana del domingo 22 de marzo, encontró a la pequeña Lizbeth sin vida.


Por esto, inició una pelea en la que Marco Antonio huyó sin explicar los hechos en que había muerto la pequeña. Ese mismo día volvió alrededor de las siete de la noche para “terminar su relación” con su esposa, recoger sus cosas y llevárselas con ayuda de una mudanza.


Al lugar acudió la Policía Municipal de Cuautlancingo, lo detuvieron y pusieron a disposición del Ministerio Público. Ante las autoridades Marco Antonio admitió que golpeó y sofocó a la niña porque “no dejaba de llorar”.

 

García García, fue ya consignado ante el juez Penal de San Pedro Cholula, Marcelino Romero de Jesús, por los delitos de violencia familiar y homicidio.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas