En picada bolsa, peso y petroprecios


Carlos Acosta Córdova / Apro

 

La amenaza de una profundización de la crisis financiera –siguen tambaleándose grandes bancos y aseguradoras de Estados Unidos-- volvió a generar temores e incertidumbre, que propiciaron un mal día en los mercados: bolsas, monedas y ‘petroprecios’ cayeron seriamente este lunes.


México no fue la excepción. El peso volvió a perder terreno frente al dólar. Durante la jornada, el tipo de cambio se acercó peligrosamente a los 15.70 pesos por dólar, aunque al cierre concluyó en 15.59 pesos, 29 centavos más que el viernes, una depreciación de la moneda nacional de casi 1.9%.


El Banco de México (Banxico) subastó 400 millones de dólares, que asignó a 15 postores, a un precio de 15.3773 pesos. Pero no pudo frenar gran cosa la volatilidad del mercado cambiario, que se vio fuertemente demandado, lo mismo por aversión al riesgo que por especulación.


De acuerdo con analistas, el mercado está percibiendo problemas en el futuro inmediato con el sistema financiero mundial, sobre todo el estadunidense.


A la crisis de Citigroup se sumó hoy la posibilidad de un nuevo rescate del gobierno norteamericano para la aseguradora AIG, que ya había perdido 62 mil millones de dólares en el último trimestre, con lo que acumula pérdidas por 100 mil millones de dólares desde el año pasado. Un retroceso sin precedente en la historia financiera de Estados Unidos.


Pero, también de acuerdo con analistas del mercado cambiario mexicano, en la volatilidad del tipo de cambio no ha estado exenta la especulación que, aunque en menor grado, no deja de ser consistente.


Al secretario de Hacienda, Agustín Carstens, los niveles a que ha llegado la paridad le parecen exagerados. En el marco de una reunión internacional, en Portugal, dijo que el peso ya se encuentra subvaluado, debido a “una reacción excesiva de los mercados”, que –dijo-- no se corresponde con el hecho de que los fundamentos de la economía están sanos.


La incertidumbre golpeó también a los mercados bursátiles. De hecho, el anuncio de las pérdidas históricas de AIG y el reporte, en Londres, de una baja dramática en las utilidades del banco inglés HSBC –despedirá a 6 mil 100 empleados en todo el mundo--, fueron los detonantes que propiciaron una jornada negativa en las bolsas.


Wall Street marcó la pauta de los desplomes. El índice industrial Dow Jones cerró con una pérdida de 4.2%, para ubicarse en los niveles que tenía en abril de 1997.


Igual el Nasdaq, de las empresas tecnológicas, perdió 4% y el índice Stándard & Poor’s perdió 4.6%.


La Bolsa Mexicana de Valores también tuvo un pésimo día. El principal indicador cayo a niveles inferiores a los 16 mil puntos tras perder 822.38 unidades, una pérdida de 4.63%. Es el nivel más bajo desde finales de octubre del año pasado.
Tampoco en el mercado del petróleo hubo buenas noticias. La mezcla mexicana de crudo de exportación cerró el día con una cotización de 37.23 dólares por barril, un baja de 3.50 dólares respecto de la cotización del viernes último.

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas