Niega EU campaña contra México por narcoviolencia


J. Jesús Esquivel / Apro

 

El gobierno de Estados Unidos rechazó alentar una campaña de críticas y descalificaciones contra el gobierno de México, por la manera en que el presidente Felipe Calderón enfrenta el problema de la narcoviolencia.


“No hay una campaña contra el gobierno de México”, respondió Robert Wood, vocero del Departamento de Estado, en alusión a lo dicho por el presidente Calderón la víspera, luego de que la Dirección Nacional de Inteligencia de Estados Unidos aseguró que, debido al poder de intimidación y corrupción del narcotráfico, el gobierno federal mexicano perdió el control de algunas partes del territorio nacional.


“Tenemos preocupaciones sobre la violencia en la frontera, eso no es un secreto, el gobierno de México también está preocupado por ello y está haciendo lo que puede para detener esta violencia”, apuntó Wood.


En las últimas dos semanas, Dennis Blair, el director de Inteligencia de Estados Unidos, en tres ocasiones consecutivas declaró ante comités legislativos que en algunas partes de México hay ingobernabilidad, como consecuencia del poder de intimidación --a través de la violencia-- y por el poder de corrupción que tiene los cárteles de las drogas.


El portavoz del Departamento de Estado aseguró que existe total coordinación entre la dependencia y la Casa Blanca, aun cuando Blair dice una cosa y Hilary Clinton otra, respecto del problema del narcotráfico en México.


Con respecto a México, el gobierno de Estados Unidos no está tratando de gestar ningún plan en contra de ese país, puntualizo Wood al tiempo que resaltó la cooperación antinarcóticos entre las dos naciones para contener el nivel de la violencia.


“Tenemos una buena relación con el gobierno del presidente Calderón… la gente necesita entender que habrá asuntos contenciosos entre Estados Unidos y México y otros países, pero trataremos de resolver esas diferencias de la mejor manera”, subrayó Wood.


En la Casa Blanca, Rober Gibbs, el vocero del presidente Obama, reiteró que el mandatario no tiene en este momento intenciones de militarizar a la frontera con México, como medida de contención al posible contagio de la narcoviolencia mexicana, y explicó actualmente no hay ningún proyecto de enviar a la Guardia Nacional a la zona limítrofe, como se lo han pedido algunos gobernadores de estados sureños.


“El presidente enumeró una vez más los retos de largo plazo relacionados a muchas decisiones políticas fronterizas, pero ninguna de éstas se resolverán por medio de la militarización de la frontera”, acotó el portavoz de Obama.


En entrevista con 14 periódicos regionales estadunidenses, Obama había dicho el miércoles que podría analizar la posibilidad de enviar la Guardia Nacional a la frontera con México, pero eso dependería de las circunstancias en que esta eventualidad ocurriera por el problema de la narcoviolencia.


La Casa Blanca acepto que Obama ha recibido peticiones específicas para desplegar a la Guardia Nacional en la frontera con México por temor a una escalada de la narcoviolencia que priva en la frontera norte mexicana.


“El presidente se ha comprometido a revisar esas peticiones junto con la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, para dar a esos pedidos la respuesta apropiada que merecen… pero no hay un plazo para dar una recomendación; se que (Obama) tomará en cuenta la asesoría que le brinde el Departamento de Seguridad Interior”, remató el vocero de la Casa Blanca.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas