Descarta el pentágono militarizar la frontera con México


J. Jesús Esquivel / Apro

 

El jefe del Comando Norte de las Fuerzas Armadas estadunidenses, el general de la Fuerza Aérea Victor E. Renuart, dijo en el Capitolio que aunque existe la posibilidad de que los estados del sur se “contagien” de la narcoviolencia que azota al norte de México, por ahora es innecesario militarizar la zona limítrofe.


“La militarización no debe ser la estrategia que debemos usar en la frontera con México, el papel de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos (en la lucha contra el narcotráfico) debe ser modesto y de asistencia a las agencias federales encargadas de esa tarea”, dijo Renuart durante una audiencia del Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes.


“Hay un reto por el potencial que se tiene de contagio de la violencia”, acotó el general Renuart, quien explicó que el Departamento de Defensa mantiene una estrecha colaboración con militares mexicanos.


Explicó que ésta abarca el intercambio de información de inteligencia y equipo especializado para la interceptación de comunicaciones, además de apoyar a las agencias directamente involucradas en el combate al narcotráfico y el crimen organizado.


En la audiencia, varios legisladores cuestionaron a Renuart sobre su punto de vista sobre lo que ocurre en México, respecto del combate al narcotráfico.


Se le pidió comentara sobre el supuesto “Estado fallido”, así como del poder de corrupción y de intimidación que tienen los capos de la droga en México, según lo destacó hace unas semanas un reporte del Comando Conjunto del Pentágono.


“No soy un experto –respondió--, pero el gobierno de México no exhibe ningún riesgo en su sistema democrático, hay mucho indicadores que demuestran que en México existe una democracia vibrante”, aseguró Renuart.


Por su parte, el almirante James Starvridis, jefe del Comando Sur, dijo en la misma audiencia que el reto que tiene Estados Unidos, ante la problemática del narcotráfico en México, es reducir la demanda y el consumo de drogas.


Y subrayó la necesidad de comenzar a respaldar al gobierno de Felipe Calderón con proyectos que apunten a contener el apetito del mercado estadunidense por los narcóticos y, sobre todo, exhortó a los congresistas a “no militarizar la política exterior” estadunidense.


El representante republicano de más alto rango en el Comité de las Fuerzas Armadas, John McHugh, reviró a los jefes militares de los comandos estadunidenses que la creciente narcoviolencia en México hace cada más necesaria la participación del Pentágono en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado procedente del sur.


“Estoy interesado en conocer su punto de vista sobre la seguridad del país ante la amenaza de las drogas y las actividades criminales en la frontera con México, el papel potencial que puede jugar en ello la Guardia Nacional para respaldar las actividades de seguridad fronteriza y sobre cualquier plan que se tenga en el horizonte para incrementar la cooperación y asistencia militar con México”, increpó el congresista McHugh.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas