Dentro de la ley, el caso Banamex-Citigroup: Hacienda


Carlos Acosta Córdova / Apro

 

La Secretaría de Hacienda decidió, finalmente, que la participación accionaria --de casi 37%-- del gobierno estadunidense en el capital de Citigroup –propietaria en México de Banamex--  no viola ley alguna del país y, por tanto, el conglomerado internacional no está obligado a vender su filial mexicana.


La decisión oficial se da luego de casi tres semanas de discusión pública y de un presunto análisis a fondo por parte del gobierno federal.


En el debate público y mediático en torno de Banamex, una de las posiciones –la que aseguraba que forzosamente debía venderse ese banco-- anteponía las consideraciones del artículo 13 de la Ley de Instituciones de Crédito, que señala:


“No podrán participar en forma alguna en el capital social de las instituciones de banca múltiple, personas morales extranjeras que ejerzan funciones de autoridad”.


Sin embargo, pese a ese mandato, Hacienda emitió un comunicado este jueves en el que considera que la prohibición que expresa el artículo 13 de la Ley de Instituciones de Crédito fue establecida hace más de 20 años, “en un contexto en que la inversión extranjera sólo se permitía de manera minoritaria y no consideraba los escenarios generados por una profunda crisis económica mundial”.


Según Hacienda, lo que expresa la ley son preceptos muy generales y antiguos, que “no alcanzan a regular la situación actual del sistema financiero mexicano, en donde ya se permite la participación extranjera al ciento por ciento, ni los escenarios de emergencia que enfrenta el sistema financiero internacional”.


Otro argumento de Hacienda para fortalecer su defensa de la permanencia de Banamex en manos de Citigroup y del gobierno de Barak Obama, es el de los tratados internacionales que ha suscrito el gobierno mexicano.


En ellos, dice, se reconoce como necesaria, por causa de interés general, la intervención de los gobiernos para restablecer la viabilidad de los sistemas financieros ante una crisis generalizada.


Explica, en los mismos términos en que hace tres semanas lo hizo el propio Banamex, lo siguiente:


“Los diferentes tratados de libre comercio suscritos por México reconocen específicamente el derecho de las partes a adoptar o mantener medidas razonables por motivos prudenciales, tales como proteger a ahorradores e inversionistas, asegurar el funcionamiento del sistema nacional de pagos y, en suma, mantener la seguridad, solidez e integridad del sistema financiero en su conjunto”.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas