Reconocen falta de personal en el Hospital de Huauchinango


Pero Antonio Marín se deslindó del problema en el nosocomio General

 

Aseguró que no es su culpa el bajo número de trabajadores ya que no hay suficientes recursos

 

Miguel Ángel Cordero

 

El titular de la Secretaría de Salud (SSA), Antonio Marín y López, reconoció la ausencia de personal médico en el Hospital General de Huauchinango, pero se deslindó de responsabilidades al decir que este problema se arrastra desde la pasada administración.


Nuevamente pretextando que sólo lleva cuatro meses al frente de la SSA, Marín y López aseguró que no es su culpa el escaso número de trabajadores ya que no hay suficientes recursos y, como algunos hospitales aún no han sido terminados, no se les puede destinar personal.


Ayer, CAMBIO publicó que trabajadores de la salud de Huauchinango denuncian la negativa de la dependencia para otorgar nuevas plazas médicas al Hospital General de dicha región, que permanece cerrado después de 17 meses de inaugurado.


El funcionario justificó la demora para que un galeno sea contratado por la Secretaría de Salud al decir que “hay procesos” que deben ser respetados: “En la adquisición de nuevo personal hay escalafones, hay procedimientos”, insistió.


Marín y López mostró la ignorancia que tiene del Estado en el que se encuentra la SSA, al responder que “los hospitales que se están abriendo se irán adecuando poco a poco” cuando se le requirió respecto al hospital de Huauchinango.


Pero este nosocomio no es nuevo. La obra se concluyó en octubre de 2007, más la falta de servicios públicos —drenaje y electricidad—, la falta de equipo y la insuficiencia de personal médico ha impedido su atención al público.


Además, el secretario reconoció que no hay suficientes recursos en el Gobierno del estado para subsanar las deficiencias de los servicios de salud del estado de Puebla. “Hay que conseguir recursos de la federación para que nos ayuden”.


Cuándo se le señaló a Marín y López que el hospital en cuestión ya había sido construido, reconoció que hay deficiencia de personal. Sin embargo, justificó la misma diciendo que de acuerdo a los reglamentos de la SSA las plazas para médicos se asignan cuando se concluye algún nosocomio:


“De acuerdo al procedimiento de avance de los hospitales tendrán que cubrirse las plazas (...) No he hablado de deficiencia de personal. El análisis para determinar cuántos médicos se requieren se hará una vez que terminen de construirse las instalaciones”, aseveró.


No conforme con haberse deslindado de la falta de personal en la SSA, agregó que la Secretaría de Gobernación (Segob) ya está trabajando para cubrir las deficiencias en el nosocomio de Huauchinango y de todo el Estado.


Por otro lado, el funcionario estatal dijo que “los rumores de desabasto” en la SSA tienen que ser comprobados.


“Nosotros hemos recorrido, prácticamente, 65 por ciento del estado y hemos comprobado que no hay desabasto de medicamentos. Tenemos 89 por cierto de abasto de medicamentos y materiales de curación”.


En torno al tema de la “Muerte Asistida” que se discute en el Congreso del Estado, manifestó que la dependencia que dirige estará preparada para acatar la ley. La misma opinión mostró respecto a una ley de relacionada con el aborto, aunque el Poder Legislativo ya ratificó que no abordará el tema en este periodo de sesiones.

 

Tenemos Marín y López para rato

 

Antonio Marín y López aseguró que los poblanos “lo tienen para rato”, pues seguirá trabajando al frente de la SSA, a pesar de que en días pasados la sección 25 del sindicato Nacional de Trabajadores de Salud pidieron su cabeza al Gobierno del estado haciendo marchas multitudinarias.


De hecho, esta semana se vence el plazo que le fijó el sindicato a la Segob para que se destituyera a Antonio Marín y López. Hasta el momento el líder gremial, Malcom Ramírez Morales, ha acudido a reuniones con representantes de la administración estatal para tratar de solucionar el conflicto que existe en la SSA.


“Bueno Gobernación y la Secretaría de Salud están trabajando en ese y otros terrenos, y pues mi salida se maneja desde mi entrada. Ya no sé. Realmente creo que los rumores de la salida de un funcionario no provocarán que salga uno”.


Descartó que su inasistencia a las reuniones entre el Sindicato y la Segob signifique una desatención, por su parte, del conflicto laboral que persiste en los Servicios de Salud del estado. Agregó que “por acuerdo” entre las partes no acude a las juntas con el gremio.


Estas declaraciones se suman a la primera destitución de Jorge George Sánchez como director de Atención a la Salud, uno de los trabajadores más cercanos a Marín y López, según reveló el diario e-consulta.


Al puesto mencionado llegará Roberto Guillermo Calva Rodríguez, quien se desempeñaba en la dependencia como subdirector de Investigación y Enseñanza en Posgrado.

 

George Sánchez era el tercer funcionario en importancia del área médica, sólo por abajo del secretario de Salud, Antonio Marín y López, y el coordinador de Servicios de Salud, Rodolfo Carrillo Luna.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas