La Comuna dejó de recibir casi 100 millones de pesos


La federación recortó en 6 por ciento el presupuesto del Ayuntamiento capitalino


La alcaldesa Blanca Alcalá dijo estar preocupada sobre la disminución de estos recursos, no obstante, dijo confiar en el Gobierno federal para que las reducciones no disminuyan mayormente en los próximos meses

 

Viridiana Lozano Ortíz

 

La presidenta municipal, Blanca Alcalá Ruiz, informó que en el último cuatrimestre las participaciones que ha recibido el municipio por parte del Gobierno federal se han reducido en un 6 por ciento, lo cual representa más de 100 millones de pesos.


Alcalá Ruiz dijo estar preocupada sobre la disminución de estos recursos, no obstante, dijo confiar en el Gobierno federal para que las reducciones no disminuyan mayormente en los próximos meses: “El Gobierno federal hará lo necesario para que el gasto público no disminuya, ellos encontrarán los mecanismos adecuados”.


Al ser cuestionada sobre en cuánto se espera que cierren las reducciones presupuestales auguró hasta un 10 por ciento a la baja: “Hay muchas variables que se mueven en el mercado, en materia de obras esperaremos a conocer las cifras exactas para priorizar al respecto”.


No obstante, aún no se concreta el monto exacto del segundo recorte presupuestal: “Como su nombre lo dice es algo que se prevé que se pueda obtener, cuando tengamos certeza podremos poner en marcha proyectos ejecutivos”.


Por otra parte no pudo dar una explicación sobre los excesivos gastos en ciertos rubros por parte de su administración, luego de que el tema generara desacuerdos en Cabildo, ya que en lo que va del año se han gastado 600 mil pesos en alimentos para funcionarios.


No obstante aseguró que su administración continúa trabajado de forma austera tal como lo había anunciado al principio del año, previendo un periodo difícil económicamente por la crisis económica que se vive a nivel mundial, misma que empeoró luego de la contingencia sanitaria causada por el virus de la influenza A/H1N1.


Alcalá Ruiz delegó la responsabilidad de informar sobre los gastos de su administración al tesorero municipal, Javier Ramírez Carranza, asegurando que el tema contable es diferente al señalado por los regidores y que éste se ha prestado a malas interpretaciones.


No obstante hasta el momento el tesorero ha rehuido a los cuestionamientos de los medios de comunicación y no ha querido informar sobre las finanzas de la Comuna.


En la pasada sesión ordinaria de Cabildo los regidores del PAN, PRD Y Panal votaron en contra de las cuentas públicas entregadas de enero a mayo asegurando que existieron diversas irregularidades, mismas que en su momento no pudieron ser explicadas por la presidenta de la Comisión de Hacienda, la regidora Lilia Vázquez Martínez.


Y es que los regidores del PAN sacaron a la luz una serie de gastos excesivos en rubros que no son calificados como preponderantes para la Comuna, citando los siguientes: alimentos y utensilios con 600 mil pesos, servicios de asesoría por 41 millones de pesos, difusión e impresión 22 millones de pesos.


Los albiazules refieren que a este paso la administración gastará un monto similar o mayor al del año pasado dejando en el aire las palabras de Alcalá Ruiz, quien aseguró limitaciones y restricciones para este año en el ámbito económico.


Otras inconformidades que externaron fue el desconocimiento de los gastos que engloban los rubros de servicio mismos que en su totalidad suman hasta el momento 103 millones de pesos.


A pesar de las observaciones del partido de oposición, la alcaldesa considera que ha seguido al pie de la letra su tan anunciada política de austeridad: “Desde el año pasado cuando presentamos el presupuesto este ya consideraba limitaciones, en este sentido nos hemos seguido manteniendo, implementando acciones que vayan de la mano con el uso de los recursos”.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas