Confirmado, la Atlixcáyotl no será entregada a tiempo


En julio entregarán sólo la “obra negra” de la vialidad


El líder de la CMIC dice que faltan por construir siete puentes, 12 paraderos de autobuses, las pantallas de indicaciones, banquetas, guarniciones, las luminarias, las salidas a otras vialidades y, principalmente, la ampliación del puente sobre el río Atoyac


Miguel Ángel Cordero

 

La remodelación de la vía Atlixcáyotl apenas alcanzará a entregarse en “obra negra” para julio de este año, con lo que las expectativas de que Javier García Ramírez y la Seduop cumpliera sus plazos y compromisos se derrumbó estrepitosamente. Mientras el presidente de la Cámara Mexicana de Industrias de la Construcción (CMIC), Claudio García Teruel, consideró que se retrasó la reconstrucción del puente del río Atoyac, la señalética y desviaciones, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Javier García Ramírez informó a Cambio que el avance hasta el momento es de sólo un 62 por ciento.


En lo que fue un reconocimiento del retraso de obras, el dirigente empresarial admitió que faltan por construir siete puentes, 12 paraderos de autobuses, las pantallas de indicaciones, banquetas, guarniciones, las luminarias, las salidas a otras vialidades y, principalmente, la ampliación del puente sobre el río Atoyac, donde sólo se han construido las columnas.


Así, el empresario precisó que el 15 de junio podrían entregarse la superficie de asfalto del carril central y el 25 de julio todo el reencarpetamiento de la vialidad con concreto hidráulico.


En tanto, Javier García Ramírez dijo que el avance es de 62 por ciento a la fecha, lo que significa sólo cuatro por ciento de avance, pues el 23 de marzo de ese año el funcionario había reportado que lo construido hasta entonces equivalía al 58 por ciento de la obra.


Incluso había señalado que la vialidad se entregaría para el mes de agosto o “a más tardar en septiembre”.


La obra inició en julio del año pasado y está planeada a doce meses. Considerando que sólo hay un avance de cuatro por ciento por cada 60 días, se requieren siete meses más para la finalización de la obra.

 

Constructores retrasados


Claudio García Teruel también es uno de los constructores de esta vialidad, y pese a que dijo que “espera” la conclusión de la obra a tiempo el 25 de julio, son “muchas obras” las retrasadas y esto complica el término.


Admitió que el principal retraso de la obra ocurrió cuando ésta comenzó, debido a la complejidad de ductos y fibra óptica colocada por Telmex, el Sistema Operador de Agua Potable (Soapap), la Comisión Federal de Electricidad y empresas de gas natural. Sin embargo, dijo que ya se colocaron todas las líneas de drenaje, agua potable y electricidad, aunque tuvieron que reordenarse los ductos laterales.


La complejidad descrita por el presidente del CMIC coincide con lo publicado por esta casa editorial, cuando señaló que el Soapap iniciará un procedimiento legal en contra de Cursa y Perecar por los daños causados a los ductos de agua potable originados por la negligencia y la falta de planeación en la remodelación de la vía Atlixcáyotl.


Tomás Hernández Leal, director de Operación Hidráulica del Soapap, reveló a Cambio a principios de año que Cursa, una de las empresas encargadas de la obra, golpeó continuamente los ductos de agua potable del Soapap.


Aunque García Teruel presumió el avance del reencarpetamiento de concreto hidráulico, admitió que existe un boqueteo para los automóviles que transitan por la zona y que podría generar molestias, aunque destacó que este problema originado en los cortes de las juntas del material “es normal”.


Justificó el sobresalto constante de los vehículos diciendo que se rueda diferente sobre concreto hidráulico que sobre asfalto y que con el tiempo podrían amoldarse las juntas del material que viste los 5.3 kilómetros de la vía Atlixcáyotl.


El presidente de la CMIC dijo que son 12 las empresas beneficiadas con esta construcción más las proveedoras. Entre éstas se encuentran Perecar, CUAR, CUPSA, ALOM, Constructores Unidos, Grupo Haplu, Guor, Cemex y la organización Ponciano Arriaga.

 

Lejos de la promesa


La obra negra que se entregará el 25 de julio dista mucho del proyecto ejecutivo presentado en 2008, cuando se anunció que se ampliaría a diez los carriles por cada sentido Puebla-Atlixco, Atlixco-Puebla.


Entonces se dijo que los trabajos de modernización incluirían la sustitución de la carpeta asfáltica por concreto hidráulico en una sección promedio de cuarenta metros de ancho, así como la instalación de 500 lámparas y semáforos, además de la ampliación de claro del Puente del río Atoyac, conocida como Prolongación de la avenida Las Torres.


El monto total a invertir fue incierto, pues todo dependía de la empresa ganadora de la licitación, según García Ramírez. El fondo presupuestado por la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) fue de 600 millones de pesos.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas