CDH toma caso del joven atropellado


Una aseguradora le negó la atención médica


Daniel Hernández Cruz

 

La Comisión de Derechos Humanos del estado (CDH) vigilará las investigaciones del Ministerio Público en el caso del joven que perdió la vida tras ser atropellado y que la aseguradora Banorte General obstaculizó la atención médica en el Hospital La Paz y la Cruz Roja, lo que le causó la muerte.


El director de quejas de la CDH, Jorge Navarro Ancheyta, señaló que el agente del Ministerio Público podría perseguir la omisión por parte del personal del hospital, puesto que negarle la atención médica derivó en la muerte del joven de 18 años a causa de un shock hipovolémico secundario.


Comentó que pudo haber otras irregularidades, puesto que tampoco dieron aviso al Ministerio Público de que había una persona herida.


Aseguró que en cuanto tuvieron conocimiento del caso, se comunicaron con el gerente del Hospital La Paz, a quien le pidieron una explicación acerca de las circunstancias en las que ocurrieron los hechos y le comentaron que el joven ya había recibido la atención médica.


El viernes pasado, Faustino Ricardo Pérez Vázquez pasó casi 11 horas esperando que le atendieran las lesiones ocasionadas luego de que fue atropellado por la unidad 42 de la ruta JSB con placas de circulación 635978-S, cuyo chofer al percatarse de la gravedad del accidente, se dio a la fuga.


El levantamiento de cadáver fue hecho a las seis treinta horas por personal de la procuraduría General de Justicia bajo la averiguación previa 516/2009/ECO.


De acuerdo a las versiones de los testigos, a las siete de la mañana el conductor circulaba a exceso de velocidad por la calzada Ignacio Zaragoza y avenida Sarabia cuando atropelló al joven que se dirigía al Centro Expositor en donde se desempeñaba como albañil.


Al lugar de los hechos llegó una ambulancia de la Cruz Roja que lo trasladó a esta institución, en donde le negaron el servicio porque los familiares no pudieron depositar una fianza de 10 mil pesos.


Posteriormente, el herido fue trasladado al hospital La Paz en donde les exigieron a los familiares una fianza de 40 mil pesos para que pudieran atenderlo.


La unidad estaba asegurada por parte de la compañía Banorte General; sin embargo el agente Raúl Pérez encargado de responder por el accidente, se negó a entregar la documentación para que el joven fuera atendido hasta que los familiares le otorgaran el perdón al chofer y al concesionario.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas