Panista protagoniza gresca vs agentes viales


El MP lo investiga por delitos de daño en propiedad ajena, entre otros


Los hechos se registraron a las cuatro de la madrugada del viernes, cuando los agentes de Tránsito Municipal detuvieron al panista por haberse pasado varios semáforos en rojo


Daniel Hernández Cruz

 

Roberto Orea Zárate, quien se desempeña en el área de Acciones de Gobierno del PAN, se encuentra bajo una investigación ante el Ministerio Público por los delitos de daño en propiedad ajena, resistencia de particulares, delitos en contra de funcionarios, tras protagonizar una gresca con agentes de Vialidad Municipal.


Los hechos se registraron a las cuatro de la madrugada del viernes, cuando los agentes de Tránsito Municipal detuvieron al panista tras haberse pasado varios semáforos en rojo, se hicieron de palabras, lo que derivó en una pelea en la que uno de los agentes resultó con lesiones en la nariz y la cabeza.


Por su parte, Orea Zárate, de quien se dice es sobrino político de Ana Teresa Aranda y que en 2006 fue representante suplente de Acción Nacional ante el Instituto Electoral Estatal, terminó con la ropa ensangrentada, lesiones en la cabeza y diversos moretones.


Mayra Ramírez, esposa de Orea Zárate, terminó con un golpe en la cara y asegura que se lo propinó uno de los agentes viales, a quienes amenazó con grabarlos con su teléfono celular.

 

Las versiones


Los agentes viales, aseguran que le marcaron el alto a Orea Zárate tras percatarse de que manejaba en exceso de velocidad, su automóvil Jetta azul y se había pasado varias luces rojas, sin embargo éste hizo caso omiso y aceleró la marcha.


Cuando lograron que el conductor se detuviera, le exigieron los documentos del vehículo y su licencia de conducir, sin embargo, se mostró agresivo y empezó a agredir verbalmente a los policías, por lo que intentaron someterlo, lo que derivó en la pelea.


Comentaron que tuvieron que hacer uso de la fuerza, ya que no podían contener la agresividad del conductor.


Respecto al golpe que la esposa del detenido prestaba en la cara, los agentes aseguraron que se lo propinó Orea Zárate, pues en el interior del vehículo ambos peleaban y que incluso había cabello de la esposa en los asientos y al panista le salía sangre de la nariz.


Por su parte, Mayra Ramírez aseguró regresaban de una reunión, pero que al llegar a la avenida 15 de Mayo a la altura del bulevar San Felipe, un sujeto intentó despojarlos de su automóvil por lo que aceleró para evitar el asalto.


Señaló que Orea Zárate llevaba abajo su cristal cuando el sujeto se acercó y le dio un golpe en la cara, lo que le provocó una hemorragia, y le dijo que se bajara del vehículo porque si no lo iba a matar, acto seguido, el panista pisó el acelerador para evitar el robo.


Ante el temor de que los delincuentes los siguieran hasta su domicilio, el conductor decidió detenerse a unos metros del BINE y fue en ese momento cuando los agentes de Vialidad se acercaron para exigir la documentación y señalarle que habían cometido una falta.


La esposa comentó que Orea Zarate increpó a los policías, pues les señaló que en vez de buscar a quien infraccionar, mejor buscaran al que le había intentado robar su auto.


Explicó que los policías le dijeron que él no era nadie para darles órdenes y que estaba detenido, pero que la actitud de los policías era tan agresiva que salió por el lado del piloto y les dijo que los estaba grabando con el teléfono celular a lo que le respondió el agente que no le importaba y le dio una bofetada.


Aseguró que este hecho enfureció a su esposo, por los que arremetió contra los agentes que eran dos y le propinaron una golpiza.


En la Delegación Norte de esta ciudad estaba la patrulla T-319 en la que se transportaban los agentes, en el cofre había una mancha de sangre que a decir de Mayra Ramírez era de su esposo, pues los agentes ahí le estrellaron la cabeza.


Orea Zárate fue trasladado en calidad de detenido al hospital La Paz para su atención médica.


Roberto Orea y su esposa señalaron que hubo irregularidades en su detención, pues los tuvieron incomunicados en las instalaciones de la Policía en Rancho Colorado y tres horas después los llevaron a la Agencia Norte del Ministerio Público.

 

El titular de la Secretaría de Tránsito municipal, Manuel Alonso García, señaló que los agentes siguen desempeñando sus labores habituales, pues hasta el momento el agente del Ministerio Público no ha determinado que hayan cometido una falta.

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas