Marín será blanco electoral: Micalco


Usar el caso Cacho no es una desobediencia, es la estrategia de la campaña


Acusa el dirigente estatal del PAN a los priistas de doble moral, pues a él lo señalaron de misógino por decirle a Julieta Marín “la más fea” y ninguno de ellos salió en defensa de la periodista Lydia Cacho cuando fue torturada por autoridades estatales


Jorge Pérez Soto


El dirigente estatal del PAN Rafael Micalco advirtió que el gobernador Mario Marín Torres seguirá siendo un blanco electoral en la campaña panista, tal como lo decidió el líder nacional blanquiazul Germán Martínez con la exposición de un nuevo spot que recuerda la famosa conversación entre el mandatario y el empresario textilero Kamel Nacif sobre la conjura en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro.


Asimismo aprovechó para justificar su agresión verbal en contra de la candidata priista Julieta Marín, cuando la acusó de ser “la más fea” de la campaña, al explicar que se refería a la fortaleza que tiene por ser la hermana mayor del gobernador en turno y juró que en ningún momento se refería a su aspecto físico.


En conferencia de prensa, Micalco reconoció que los candidatos panistas mantendrán en su campaña el escándalo del gobernador que llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que mantuvo al mandatario en el ostracismo político por más de año y medio, a pesar del exhorto que emitió en las elecciones de 2007 el exdirigente nacional del PAN Manuel Espino para dejar de lado las campañas negras y principalmente el caso Marín-Cacho.


Rafael Micalco señaló que la nueva estrategia electoral del PAN no se debe considerar una desobediencia, pues fue el actual presidente panista quien determinó que el tema sería toral en las campañas de los candidatos poblanos, principalmente de los cuatro que contienden por los distritos de la capital poblana.


“Es una elección federal, donde las pautas las marca el Comité Ejecutivo Nacional, y yo creo que tocar el tema Marín-Cacho es parte ya de la historia de México, de los poblanos lamentablemente, y lo único que se hizo es recordar esos hechos”, explicó Micalco Méndez.


Indicó que más allá de obtener beneficios electorales a través de dicha campaña, los panistas tienen la responsabilidad de recordar a los poblanos lo sucedido en contra de la hoy columnista de El Universal, con la intención de que no se vote por un partido que se protege a la pederastia, por lo que considera que no se trata de una campaña negra o sucia.


Y es que, aseguró que los votantes de Puebla tienen consciencia para asimilar los spots:


“Nada más que los ciudadanos lo recuerden, no es por los votos”, mencionó al descartar la obtención de votos a través de una consigna en contra del Revolucionario Institucional.


Señaló además que los candidatos panistas saben lo importante de la campaña en contra de Marín, aunque cada quien tenga una opinión distinta respecto a las agresiones que sufrió Cacho Ribeiro, en alusión a Luis Mora Velasco, candidato albiazul por el distrito VI, quien comentara que la denuncia en contra del mandatario estatal se convirtió en un tema político, en vez de social, a lo que la también aspirante Myriam Arabian Couttolenc le corrigiera la plana al también expresidente de la Coparmex Puebla.


“Los candidatos están de acuerdo, cada uno tiene un punto de vista específico, y en lo básico, en lo general y lo contundente hay total sincronía, total coincidencia.”


Afirmó que el PRI se mueve con una estrategia de doble moral, puesto que por un lado lo acusan de misógino por su declaración sobre Julieta Marín, mientras los priistas ignoraron cuando la periodista fue agredida y violada de sus garantías individuales.

 

“Yo me pregunto de todas esas personas que se molestaron por ese dicho popular, ¿Por qué no se expresaron contra Marín, por qué no se molestaron, por qué?”, señaló el dirigente panista.

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas