Pablo Fernández del Campo


En esto creo


Diputado electo del PRI


Lulú Horán

 

 

Soy un ser humano común y corriente, soy padre de familia, soy profesionista, soy político y estoy comprometido con lo que hago. Disfruto de las oportunidades que hasta este momento Dios y la vida me han dado.

 

Tengo cuatro hijos: Mary de ocho años, Mateo de seis, Saulo tiene cuatro y Sofía acaba de cumplir dos añitos. Sofy nació un mes antes de la elección en la que yo gané la diputación, mi nena trajo su curul bajo el brazo.

 

Soy abogado, contador y maestro en políticas públicas egresado de la IBERO, UAP, y el ITAM.

 

Soy perseverante, congruente, me considero una persona de principios y de valores, soy leal, exigente, de retos, de fe, en el sentido de creer en que sí se pueden lograr las cosas.

 

Lo más fuerte que he enfrentado como político fue la primera vez que intenté ser diputado. Hice un gran despliegue de entusiasmo, de activismo político. Las encuestas me hacían parecer como el favorito. Y sin embargo, al hablar con mi partido, me hicieron saber que yo iba por la regiduría.

 

Ahora, cuando me propuse contender por una diputación, yo iba veinte puntos abajo de las encuestas y pese a ello asumí el reto, gracias a la oportunidad que me brindó mi partido trabajé con la idea firme de ganar y lo logré.

 

El siguiente paso sería el municipio de Puebla, mientras la gente me brinde su confianza ahí estaré. Voy con todo por la presidencia y con todo para convencer a los priistas que tengo el mejor perfil.

 

Tengo el mejor posicionamiento, estoy en el mejor momento de mi carrera política, con mi edad, con lo que me ha tocado vivir, con la experiencia acumulada. Con una magnífica mancuerna el gobernador del estado y yo hemos podido sacar buenos temas a favor de Puebla.

 

Como político me defino como una persona plural y tolerante, tengo la capacidad de platicar con todos los grupos parlamentarios, con todas las representaciones de los partidos políticos, tengo buenas relaciones, incluso hasta amigos del PAN, del PRD. Y por supuesto que confiando en todo eso hay condiciones para tener un perfil triunfador para el 2010. Siempre y cuando me gane la confianza de la ciudadanía.

 

Pero también no hay que perder de vista que las encuestas son un instrumento científicamente probado que permiten inferir cuál es la opinión de la mayoría de la gente.

 

No soy metro sexual, pero trato de ser una persona congruente entre lo que pienso y la imagen que proyecto, por eso considero que el estar bien presentable, aseado, pulcro, permite que la gente se acerque con más confianza.

 

Procuro correr todas las mañanas algunos kilómetros, he corrido maratones, medios maratones y considero que la práctica del deporte es fundamental para el desarrollo integral del ser humano.

 

Si por conservador se entiende aquel que quiere que las cosas sigan igual, me parece que miente el que me señala de conservador, yo creo que el juzgar y criticar a los demás gratuitamente es no sólo ignorante sino a veces hasta cobarde.

 

Como ser humano tengo tentaciones, fallas, defectos o errores pero procuro que no sean los que lleven mi actuación. Me esfuerzo todos los días para que la parte positiva que llevo dentro sea la que prevalezca.

 

Yo creo que primero para poder emitir un juicio sobre una persona tienes que conocerla, platicar, convivir con ella. Me considero una persona, tanto en lo político como en lo personal, con valores y con principios.

 

Soy congruente y un priista en toda la extensión de la palabra, porque yo quiero y busco transformar la realidad social.

 

El convivir con mi familia es, sobre todo, con la claridad de que es tan importante como mi profesión. Me considero un político profesional, estoy dedicado a ello y en ese sentido trato de darle a cada cosa su lugar.

 

Procuro, aunque sea en un momento del día, tener contacto con mis hijos, estar al pendiente de sus asuntos, comentar lo cotidiano en familia, por momentos es difícil pero me doy un tiempo para hacerlo.

 

Ahora soy presidente de la Comisión de Gobernación y tengo la gran satisfacción de que he logrado cosas importantes desde esta posición para Puebla y para los poblanos.

 

Tengo amigos de todos colores y sabores. Empresarios, artistas, de todos los niveles y todas las expresiones, me considero un hombre plural.

 

Por supuesto que hay coincidencias muy claras y plenas con los estatutos de mi partido y te diría que yo estoy enmarcado con esa corriente de pensamiento, en esa corriente progresista y liberal.

 

Reconozco el trabajo de los medios, los respeto, pero me parece que tienen que ser objetivos y sobre todo, sustentar las apreciaciones o las percepciones que tienen.

 

La mayoría de las veces esos señalamientos carecen de sustento y obedecen más a interpretaciones políticas o a mensajes mal enviados que a una deducción lógica jurídica. Son comentarios un poco gratuitos o mandados a decir por alguien más.

 

De los políticos que pudiera admirar, hablando un poco de los políticos nacionales, diría que Jesús Reyes Heroles fue un ideólogo muy importante en el PRI del país. Don Jesús Silva Herzog por supuesto.

 

Me gusta la forma de hacer política de Enrique Peña Nieto. Nelson Mandela sin duda fue un gran político, Mahatma Gandhi, Aristóteles y Saulo de Tarso, una figura muy fuerte, muy valiente en sus convicciones.

 

En mi vida me he distinguido por participar. Desde mi padre, en mi infancia, desde la cuna me inculcaron el amor por lo demás; el respeto, pero también el servicio por los demás.

 

Era muy común que mis padres nos llevaran a otras realidades para valorar, por ejemplo íbamos a orfanatos. En la escuela me tocó participar en otras actividades grupales, participé en los scouts y ahí adquirí un gran amor por la naturaleza.

 

De adentro hacia afuera quiero darle todo el amor y las mejores condiciones de libertad y de felicidad a mi familia, pues creo que al estar bien en ese ambiente puedo seguir irradiando a mi alrededor.

 

Me encanta el salpicón de res, sobre todo la receta de mi madre. Me encantan los chiles rellenos de queso, las tostadas, los tacos en todas sus variedades; árabes, doraditos, los del Roger, los de la Procu son muy buenos. Soy un experto en tacos.

 

Me encanta leer a García Márquez, uno de sus libros que más me gusta es Historia de mis putas tristes. Otro de mis libros favoritos es El olor de la guayaba, lo escribió Plinio Apuleyo, un amigo de García Márquez, es una descripción fabulosa, riquísima. De Julio Scherer me gusta La terca memoria.

 

A mis hijos como herencia les dejaría tres cosas: la libertad de pensamiento, la capacidad de elegir y la educación.

 

Soy bastante disciplinado y honesto. Le temo a la traición, me gusta el agua de horchata y el tequilita.

 

Disfruto un domingo en familia, yendo a nadar con mis hijos a algún club, comer ahí. Nos encanta comer en San Francisco las chalupas, las enmoladas. Pasear con mis hijos en el Paseo de San Francisco, lo disfrutamos.

 

También procuramos tener contacto con diferentes realidades, por ejemplo, vamos a misa en alguna colonia popular.

 

Mantenerme con la convicción, con la fuerza de ejercer mi vocación todos los días, poder transformar la realidad social de Puebla, ese es mi sueño.

 

No me gusta bailar, aunque confieso que cuando mi esposa me pide que bailemos lo hago. En los eventos de distrito es muy común que te saquen a bailar y también encantado accedo. No me chiveo.

 

Me gusta mucho el cine, las películas épicas El ultimo de los mohicanos, Corazón valiente, las de Al Pacino ni qué decir: Tony Brasco, El padrino. Y claro el cine mexicano lo disfruto me gusta Dos tipos de cuidado, El cartero, en fin.

 

Me gusta escuchar música clásica, pero también los boleros, tríos, merengue, cubana, salsa, Agustín Lara, Marco Antonio Muñiz, Tito Guízar deleitan mi oído.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas