Tiro Moranchel embiste contra gobierno marinista


Utiliza una táctica de desesperación ante medios de comunicación

 

En su intervención acusó al gobernador del estado Mario Marín y un supuesto socio, que identificó como Guillermo López, de haber orquestado la quiebra de su empresa para quedarse con los terrenos que desde hace tiempo querían comprar

 

Daniel Hernández Cruz

 

El fugitivo Leonardo Tiro Moranchel utilizó los micrófonos de Radio Oro, Cinco Radio y TV Azteca Puebla para embestir contra el gobierno marinista a quien responsabilizó de la quiebra de su empresa con el supuesto objetivo de apropiarse de los terrenos en la zona de Calpan.


Cerca de las ocho de la mañana Tiro Moranchel se comunicó a los diferentes noticieros para dar su versión sobre los hechos, en su intervención acusó al gobernador del estado Mario Marín y a un supuesto socio, que identificó como Guillermo López, de haber orquestado la quiebra de su empresa para quedarse con los terrenos que desde hace tiempo querían comprar.


En el noticiero de TV Azteca aseguró que en diversas ocasiones fue amenazado: “(…) me amenazó y me dijo, ‘sabes que entre Mario Marín y yo te vamos a hundir tu empresa y te vas arrepentir’”.


Cuando se le pidieron pruebas acerca de las acusaciones, dijo que tiene testigos que presenciaron las supuestas amenazas y que los propios ejidatarios de Calpan que le vendieron las tierras le dijeron que el gobernador quería esas tierras.


Por si fuera poco, Tiro Moranchel responsabilizó a los medios de comunicación de manipular la información en su contra, pues la Comisión Nacional de la Banca y de Valores anunció que Grupo Sitma no tenía autorización para captar recursos del público: “No sé si le pidió a la Comisión Nacional Bancaria de que emitiera un comunicado de que Grupo Sitma no es una financiera y, efectivamente, Grupo Sitma nunca ha sido financiera, pero de ahí se agarraron los medios para gritar que Grupo Sitma defraudaba”.


Tiro Moranchel ha mantenido la versión de que no engañó a sus clientes, ya que se trataba de contratos de compra-venta de inmuebles, aun cuando en la publicidad de la empresa ofrecía rendimientos superiores a los que otorgan los bancos.


Aseguró que no había revelado las presuntas amenazas del gobernador por miedo a las represalias, a pesar de que semanas atrás solicitó una audiencia, incluso propuso la creación de un fideicomiso administrado por el Gobierno del estado.


Fue cuestionado por los comunicadores sobre su paradero, a lo que respondió que no revelaría su ubicación, pues tiene miedo de ser detenido por las autoridades judiciales del estado.


El dueño de Grupo Sitma señaló que estaba en disposición de pagar los adeudos a sus clientes, pero que las acciones de las autoridades se lo impidieron, por lo tanto, pidió que los defraudados cambien las denuncias de fraude a incumplimiento de contrato:


“Yo estoy pidiendo que sí demanden pero por incumplimiento de contrato, no por fraude, el fraude no existe porque hubo un contrato, hubo dinero de por medio y existe un bien, ¿donde está el fraude?”


Pidió a sus clientes que cambien sus denuncias ya que esa es la única forma en que él puede trabajar y regresar el dinero a los ahorradores: “Que me dejen trabajar, están incautadas todas las tierras, están paradas las oficinas, me tienen huyendo, por favor que me dejen trabajar”.


Dijo que está en la disposición de dialogar con la gente que reclama su dinero, para ello creó un correo electrónico, para que se puedan poner en contacto con él: [email protected] .mx.


Finalizó diciendo que los señalamientos del representante de los defraudados en el sentido de que las propiedades están a nombre de prestanombres, son falsos, y que si consigue un amparo en contra de la orden de aprehensión dará la cara y devolverá el dinero.


Al respecto, el procurador de Justicia, Rodolfo Igor Archundia Sierra, señaló que derivado de las investigaciones se encontraron que la empresa de Leonardo Tiro Moranchel incurría en prácticas engañosas en perjuicio de sus clientes.


Señaló que en los contratos nunca se les explicaba a los clientes que con su inversión estaban comprando un inmueble, por lo tanto, implica una incongruencia entre la publicada y lo estipulado en el acuerdo.


Finalizó diciendo que el problema legal no se resuelve con entrevistas: “a través de una entrevista no se resuelve un asunto que está en manos de autoridades judiciales, quienes serán las que deberán tomar las decisiones al respecto”.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas