Arrubarrena sí quiere repetir en la dirigencia


Dice que sería denigrante para el PAN que se nombre a un delegado en lugar de un dirigente


Viridiana Lozano Ortíz

 

El aún líder municipal del PAN, Bernardo Arrubarrena García, se aprovechará de la falta de quórum para la renovación de la dirigencia y así buscará su permanencia al frente del partido, con el argumento de que el nombramiento de un delegado degradaría a Acción Nacional en la capital.


En entrevista telefónica, Arrubarrena García declaró que aunque respetará la decisión que tome el Consejo Estatal del PAN la mejor opción es conservar al Comité Municipal, pues en caso de que el consejo decida tomar en cuenta la votación de la militancia o imponga a un militante este sería nombrado delegado pues la única forma de mantener la dirigencia es mediante la celebración de una asamblea general para la que no existe quórum legal: “Hemos estado platicando sobre resultados del partido, yo por mi parte antepondré los intereses institucionales a los personales, para este efecto antes del domingo tendremos acercamientos con el Consejo Estatal, quines a final de cuentas tomarán un decisión”.


El miércoles el dirigente estatal, Juan Carlos Mondragón Quintana, explicó que debido a que durante el registro de militantes sólo se obtuvieron mil 19 inscritos sólo quedan tres opciones: ratificar a Arrubarrena García en la dirigencia; tomar en cuenta el voto indicativo que emitirán este domingo; o imponer a un dirigente, decisión de deberá ser puesta a consideración del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).


Arrubarrena García atribuyó la apatía de los militantes al cambio de estatutos al interior del PAN, pues deben ser tomados en cuenta los 3 mil 50 militantes y no los mil 500 que cumplen con los estatutos pagando sus cuotas y acudiendo a capacitación: “Hay una serie de especulaciones respecto al procedimiento, lo que te puedo decir es que la asamblea sigue adelante y que será una reunión en donde cada militante emitirá un voto indicativo que podrá ser o no tomado en cuenta por la dirigencia, si deciden que yo no continúe será un delegado no un dirigente”.


Y es que de permanecer en el cargo, Arrubarrena García tendría que desistir de su interés de participar en la elección para buscar una diputación local, cuestionado al respecto, insistió en que serán los intereses del instituto político y no sus aspiraciones personales los que determinen si participará en los comicios del 2010 como dirigente o como candidato.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas