Se niegan electricistas jubilados a cobrar su pensión


Los querían hacer firmar papeles en blanco

Heriberto Hernández Castillo / Corresponsal / Huauchinango, Puebla

 

Trabajadores jubilados de la compañía de Luz y Fuerza del Centro se negaron a cobrar su pensión en las instalaciones de la agencia foránea de Huauchinango, debido a que el personal de Cometra, que trasladaba el dinero, les pidió que firmaran de recibido en un documento en blanco.


Trabajadores de la compañía de Luz y Fuerza del Centro, en activo y jubilados, se dieron cita en el edificio de Galerías Roma, en donde estaba funcionando la Agencia Foránea de Huauchinango; los primeros para cumplir su horario de trabajo, de ocho de la mañana a cuatro de la tarde y los segundos a cobrar su pensión.


Son 14 personas las que operan en la Agencia Foránea de Huauchinango, encargados del trabajo administrativo, además de salir a las rutas para tomar lecturas de los medidores y repartir los recibos de energía eléctrica, a domicilio, cobrar y realizar los contratos.


Los trabajadores de la agencia estuvieron afuera del edificio, platicando del problema y de las posibles medidas que se tomarían para presionar al gobierno: “Por lo pronto nosotros nos presentamos a cumplir el horario de trabajo, para que vean que nosotros estamos cumpliendo con lo que nos corresponde”.


Adentro del edificio estaban algunos trabajadores jubilados, algunos físicamente fuertes, unos más con pelo cano, con bordón, notablemente enfermos y preocupados por el destino del que fue su centro de trabajo.


A la agencia foránea de Huauchinango acuden 500 trabajadores jubilados de Luz y Fuerza del Centro, la mayoría, si no es que todos, se negó a recibir el pago correspondiente a la pensión, porque los trabajadores de Cometra les pidieron que firmaran “un documento en blanco y no sabemos para qué lo van a ocupar”.


Entre ellos manejaron que algunos trabajadores sí firmaron y sí recibieron su pago, pero fue por falta de información, porque desde las oficinas centrales se estaba recomendando que no se aceptara el pago, “porque éstos vendrían incompletos”, “pero lamentablemente algunos sí lo recibieron”.

La PF en galerías


Mientras los trabajadores estaban en la parte de afuera de las oficinas de la Agencia Foránea, éstas eran custodiadas por elementos de la Policía federal que llegó con la consigna de no dejar que los extrabajadores se acercaran al lugar.

 

Llegaron en dos patrullas que aguardaron sobre la calle Guerrero, con otros elementos más, ellos contaban con su equipo antimotines, aunque no lo portaban, cascos, escudos y unas maletas, los ocuparon para crear una barricada en los dos corredores del interior del edificio, que llevan a la agencia, para evitar que los electricistas llegaran a las instalaciones.

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas