Evalúan situación financiera de Juan Galindo por cierre de LyFC


Tanto la SFA como la Sedeco realizan el diagnóstico


Mario Montero Serrano detalló que de resultar muy grande el perjuicio económico, las secretarías de Desarrollo Social y la de Desarrollo Rural tendrían que reactivar su economía


Miguel Ángel Cordero

 

La Secretaría de Finanzas y la de Desarrollo Económico elaborarán un diagnóstico de la situación financiera en Juan Galindo y los demás municipios que fueron afectados por la desaparición de Luz y Fuerza del Centro en Nuevo Necaxa, informó Mario Montero Serrano.


El secretario de Gobernación detalló que de resultar muy grande el perjuicio económico, las secretarías de Desarrollo Social y la de Desarrollo Rural tendrían que entregar apoyos económicos en la región para reactivar su economía.


Sin embargo, por el momento no hay un estudio económico que le permita valorar al estado en números, de qué tamaño fue el impacto laboral para esta zona ubicada en la Sierra Norte del estado. Empero, anunció que el estudio será efectuado hasta que terminen las recontrataciones de obreros en Comisión Federal de Electricidad.


“Vamos a esperar a ver cuántas personas serán recontratadas, cuántas deciden irse a trabajar a otro lado”, dijo.


Explicó que existe para los desempleados una promesa de trabajo en el Distrito Federal, la cual consiste en que trabajen en las instalaciones de la capital por una semana y después sean regresados a sus comunidades. Otra posibilidad laboral para los desempleados es que sean proveedores de servicios.


“Hasta que tengamos el nuevo escenario del funcionamiento de Nuevo Necaxa, entonces tendremos capacidad para saber qué efectos económicos tuvo esta liquidación de trabajadores.” Sin embargo, no fijó un plazo para entregar el estudio.


Mario Montero reconoció que el despido de mil 800 trabajadores sí perjudica al municipio de Juan Galindo, aunque confió en que algunos sean recontratados por Comisión Federal Electoral (CFE), pues la planta de Nuevo Necaxa requiere de personal para operar.


“No podemos adelantar. Vamos a estar pendientes. El Gobierno estará pendiente de darse una situación grave para la gente.”

 

Respecto al posible desbordamiento de la presa de Necaxa, informó que recientemente se corrió el riesgo de que el derrame ocurriera. Por cuatro días se prendieron los focos rojos pero después de reportar el riesgo a la Comisión Nacional de Agua, se atendió el problema y se solucionó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas